La Federación vuelve a salir en defensa del CNEV

Gerardo Pombo./
Gerardo Pombo.

El presidente de la Real Federación Española de Vela, Gerardo Pombo, señaló ayer en Barcelona, al respecto del Club Náutico Español de Vela, que es "un club legal según la ley española, regulada en el aspecto deportivo por la Ley General del Deporte y constituido en España".

Pombo hizo estas declaraciones durante la rueda de prensa que ayer mantuvo junto a su vicepresidente, Manuel Chirivella, a la vez presidente del Club Náutico Español de Vela, que representa al sindicato Desafío Español 2007, Challenger of Récord de la 33ª Copa América.

Según Chirivella "el club se creó con el fin de mantener el mismo espíritu que inspiró al Desafío Español en la pasada edición, y que ha logrado unificar a la vela española, y que tan buenos resultados ha dado".

Manuel Chirivella señaló que no cree que el Club Náutico Español de Vela (CNEV) "tenga ninguna responsabilidad en el pleito que mantiene el sindicato defensor, el suizo Alinghi, y otro de dudosos éxitos deportivos como el estadounidense BMW Oracle Racing (BOR)".

Club totalmente legal

El notario valenciano añadió en la presentación de ayer que el Panel de Arbitraje (ente que da validez a los aspectos legales de la Copa América) "nos declaró como un club totalmente legal para ser Challenger of Record y, además, el CNEV fue un aspecto esencial para que Valencia repitiese como sede. Por otra parte creo que lo que se está discutiendo son puntos fundamentales del Protocolo firmado y de la regla de los nuevos barcos. En el caso de una sentencia contra nosotros se podría apelar".

Pombo señaló que "creo que si existe alguna responsabilidad es positiva, ya que luchamos por mantener la Copa América en España buscando la unidad del proyecto. Quiero resaltar, sin personalismos, que en el Desafío están orgullosos de que seamos una parte de una necesidad". El presidente repitió sobre la legalidad del proyecto CNEV: "Además está reconocido por el Panel de Arbitraje de la Copa".