El Ayre frena su inscripción en la Copa América por la incertidumbre del juicio y por los problemas con ACM

''Estamos listos para inscribirnos pero el campo de juego todavía es incierto'', recuerda Pedro Perelló

EFE |VALENCIA
Pedro Prelló es patrón del Siemens y también lo será del Ayre./
Pedro Prelló es patrón del Siemens y también lo será del Ayre.

El equipo español Ayre está "listo" para convertirse en desafío de la 33 Copa del América aunque la incertidumbre por el proceso judicial abierto entorno a la competición y las diferencias surgidas con ACM por la asignación de las bases han frenado su inscripción.

Pedro Perelló, director general del que sería el segundo sindicato español en la próxima edición de la Copa del América junto al Desafío Español, explicó a Efe los motivos que han obligado a retrasar su inscripción en la competición, cuya disputa está prevista, en un principio en Valencia en 2009.

"Estamos listos para inscribirnos pero el campo de juego todavía es incierto. Ayre desea participar en la Copa del América pero la responsabilidad con nuestros patrocinadores y con el equipo nos dicta ser cautos", afirmó el máximo responsable de este proyecto.

Perelló explicó que habían solicitado a ACM que les cediera la base del Luna Rossa, ya que tenían una oferta para comprar todo el activo del equipo italiano y les sería más cómodo instalarse directamente que tener que trasladar todo el material.

"Pero nos han dicho que no. Parece que prima más el compromiso verbal que tenían para cederlo al Teamorigin. Nos duele que no nos lo hayan facilitado y estamos desilusionados porque además, eso suponía que tendrían ya a otro equipo en competición", reseñó.

Mañana finaliza el plazo que tenían los equipos para desalojar las bases por completo y Perelló confía en que pueda haber un cambio de opinión en ACM porque de no poder ocupa la base del Luna Rossa, tendrán que "estudiar otras alternativas y cambiar la estrategia".

"Podríamos trasladar lo que le compremos al Luna Rossa a otra base y adaptarlo pero eso nos haría perder tiempo y eso es lo único que no hay en esta Copa del América", resaltó Perelló.

El director general de Ayre anunció que tenían "una opción B y otra C" pero que la "más interesante" era la que le habían solicitado a ACM. "Luna Rossa vendía sus activos, nos instalábamos en su base y ACM tenía un espacio vacío cubierto con un nuevo equipo con aspiraciones", insistió.

Tras la negativa de ACM, Perelló aseguró que la próxima semana volverá a reunirse con la organización para encontrar una solución. "La decisión de inscribirnos está bloqueada por la falta de entendimiento con ACM", afirmó Perelló, que añadió que quieren llegar a la 33 Copa del América "con garantías para poder ganar".

El también director del proyecto "Siemens" de la clase Transpac 52 admitió también que la falta de acuerdo en el conflicto judicial que BMW-Oracle inició contra Alinghi y que todavía prosigue en el Tribuna Supremo de Nueva York es el otro aspecto que ha frenado su inscripción.

"Todos esperábamos que hubiera ya un acuerdo. No es una preocupación pero es imprescindible saber como está el campo de juego", apuntó Perelló, que a principio de semana estuvo en Valencia para "ver si se daban determinados acontecimientos y podía inscribirnos, pero ahora no hay prisa".

El navegante mallorquín confía en que la solución al conflicto esté cerca. "Llevamos mucho tiempo diciendo que habrá acuerdo y cada día es menos creíble pero al final tendrá que aflorar el sentido común", concluyó.