lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 15 / 18 || Mañana 13 / 18 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

Recorriendo "Yuste", "Dakar" y El Fondó. 75 años del adiós de Negrín a España

Alberto Santacruz
Alicante, 29 mar (EFE).- Una finca, un campo de viñedos y unas casas son hoy en día testigos mudos de los últimos días del Gobierno de Negrín en la II República. Andar entre ellos, 75 años después de que éste abandonara España desde un aeródromo alicantino, es caminar por la historia.
Las localidades alicantinas de Elda, Petrer y Monóvar fueron en marzo de 1939 los últimos enclaves del Gobierno de Negrín, un ejecutivo azotado militarmente por el bando franquista y roto por dentro tras la autoproclamación del Consejo Nacional de Defensa.
Aunque han pasado 75 años desde que Negrín dijera adiós a España desde estas tierras, hoy en día es posible contemplar la que fue su última residencia (El Poblet, Petrer) y acercarse hasta las casas de Elda en las que se alojó la entonces cúpula de la dirección del partido comunista, en la que figuraba Dolores Ibárruri La Pasionaria.
Sin embargo, en aquellas fechas estos mismos enclaves fueron conocidos como "Posición Yuste" y "Posición Dakar", respectivamente, y su conjunto ha sido definido por algunos historiadores como el "Gobierno de Elda".
Además, cerca de ambos enclaves está El Fondó, en Monóvar, desde donde despegó el avión que llevó a Negrín al exilio.
Su valor histórico y las decisiones que aquí se adoptaron ha sido estudiado y analizado por el profesor titular del Departamento de Geografía Humana de la Universidad de Alicante José Ramón Valero Escandell.
Acompañados por este guía de excepción, EFE ha recorrido estos lugares a modo de ruta histórica con motivo del 75 aniversario del fin de la Guerra Civil, en el que Alicante tuvo un dramático protagonismo para miles de republicanos.
Valero recuerda que, tras la caída de Cataluña, el territorio fiel a la República se reducía a unas pocas provincias del centro y del sureste peninsular.
Por precaución, Negrín decide establecerse en un lugar menos cercano al frente y mejor comunicado, y halla en la finca de El Poblet, a escasos kilómetros del casco urbano de Petrer, un lugar donde fijar su residencia. Es la "Posición Yuste".
Pese a sus buenas comunicaciones -cerca de la carretera de Madrid a Alicante, de una estación de tren y del aeródromo de El Fondó-, la finca fue y sigue siendo de una discreción casi absoluta merced a la amplia arboleda que la rodea.
A excepción de la casa que sirvió de residencia a Negrín, que solo puede ser contemplada desde una rudimentaria valla, el resto de inmuebles que se construyeron a su alrededor presentan un importante deterioro.
Aquí se celebraron los dos últimos Consejos de ministros del Gobierno republicano y desde donde Negrín conoció vía telefónica la sublevación de buena parte de los suyos con la autoproclamación del Consejo Nacional de Defensa.
Al frente del mismo, el coronel Casado, quien días antes había estado en la finca, y el socialista Julián Besteiro.
"La idea de Negrín era intentar una retirada organizada de las tropas republicanas, similar a la que había tenido lugar en Cataluña", explica el profesor. Sin embargo, la sublevación interna impidió alargar la vida de la República.
A su juicio, "el fracaso de la Posición Yuste es el fracaso de una retirada organizada y es, en cierta medida, el origen de que miles de personas sufrieran una violenta" represión.
La ruta nos "conduce" hasta la "Posición Dakar". Varias casas de recreo del extrarradio de Elda, que hoy son viviendas privadas, albergaron por aquellos días a personal gubernamental vinculado al PCE, como el ministro de Agricultura Vicente Uribe, lo que supuso un foco de atracción para los dirigentes del partido.
De hecho, aquí se alojaron Dolores Ibárruri, Enrique Líster y Rafael Alberti, entre otros.
Según Valero Escandell, Negrín celebró en una de estas casas su última reunión política, en la que traslada a los dirigentes comunistas su decisión de abandonar España.
A pesar de los intentos del PCE para que reconsiderara su decisión, Negrín, junto a otros miembros de su Gobierno y, curiosamente, y acompañado de varios líderes comunistas puso rumbo al Fondó de Monóvar, una pequeña alquería ubicada a una media hora de "Dakar", que aún conserva varias casas y un refugio de la época.
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
lasprovincias.es