El intercambio comercial con Rusia superó los 11.000 millones en 2013

El embajador ruso ha destacado que «llama la atención» el crecimiento del turismo, ya que el pasado año 1,5 millones de turistas rusos visitaron «la acogedora tierra española»

EFEVALENCIA
El sector inmobiliario es uno de los más demandados por rusos. | A.S./
El sector inmobiliario es uno de los más demandados por rusos. | A.S.

El intercambio comercial entre Rusia y España superó el pasado año los 11.000 millones de euros, un incremento de actividad entre los dos países en el que ocupa un lugar destacado el sector turístico, con un crecimiento anual del 30 por ciento de rusos que visitan España.

Así lo ha asegurado el embajador de Rusia en España, Yuri Korchagin, durante su intervención en la inauguración del Global Russia Business Meeting, un encuentro para analizar el estado y las perspectivas de la economía mundial y consolidar las posibilidades de negocio entre el mercado ruso y el europeo.

El embajador ha destacado que "llama la atención" el crecimiento del turismo, ya que el pasado año 1,5 millones de turistas rusos visitaron "la acogedora tierra española" y España se ha convertido en el segundo destino turístico de los rusos a nivel mundial y el primero en Europa.

Al incremento del turismo ruso también se ha referido el president de la Generalitat, Alberto Fabra, quien ha destacado que el pasado año la Comunitat Valenciana fue visitada por unos 120.000 turistas rusos, un 45 % más que el año anterior, y se prevé que crezca un 30 % este año.

Durante su intervención, Fabra ha destacado que la Comunitat Valenciana es una "gran oportunidad" para que las empresas e inversiones rusas puedan abrir y desarrollar nuevos mercados.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, también ha destacado que la población rusa en España se ha multiplicado por seis desde el año 2001, hasta alcanzar la cifra de casi 58.0000 ciudadanos, y ha hecho hincapié en el potencial de la economía rusa.

Por su parte, Yuri Korchagin ha señalado que entre los líderes de Rusia y España se mantiene un "diálogo activo" y la cooperación bilateral entre ambos países se apoya en una base legal "sólida" cuyo uno de los elementos claves es el tratado de amistad y cooperación que el próximo 12 de abril cumple 20 años.

En la esfera económica, el embajador de Rusia en España ha explicado que se han firmado acuerdos en sectores como el turístico o el transporte marítimo, y ha destacado la presencia en Rusia de muchas empresas españolas como Roca, Grupo Antolín, Inditex, Mango o Repsol.

"España está entre los 20 socios comerciales más importantes de Rusia y Rusia es uno de los diez primeros socios de España", ha asegurado Korchagin, quien ha agregado que observan "con satisfacción cómo se está incrementando el intercambio comercial" entre ambos países y el pasado año superó los 11.000 millones de euros.

Respecto a la situación de la economía mundial, el embajador ha destacado que aunque la "fase aguda de la crisis ha pasado, es obvio para todos que la salida de la misma no será rápida" ya que ahora "casi todos los países del mundo afrontan dificultades económicas".

Según ha explicado el embajador, el Gobierno ruso ha lanzado un programa integral para proteger los intereses de los empresarios y ahora, los inversores extranjeros en Rusia "tienen los mismos derechos que los nacionales, incluido el de indemnización por cualquier perjuicio causado por las autoridades".

"También ellos pueden adquirir derechos sobre terrenos, recursos naturales y participar en las privatizaciones", ha indicado Korchagin, quien ha precisado que existen "ciertas limitaciones relacionadas al control estatal de ciertos sectores estratégicos".

Según ha indicado, las economías rusa y española son "modelos parecidos" y ambos países "deben asegurar" el crecimiento económico estable y formar un modelo nuevo de economía basado en la innovación y la tecnología avanzada.

Uno de los asistentes al encuentro, Oxana Bulataya, directora general de la inmobiliaria Casa del Sol, ha destacado que los rusos están interesados por España, y en concreto por la zona sur de la Comunitat Valenciana, "por el clima, la comida y el buen carácter y la tolerancia de los españoles".

"Si un ruso viene aquí solo una vez, luego siempre vuelve", ha señalado Bulataya, quien ha agregado que los rusos compran desde pisos pequeños hasta chalets de lujo, especialmente en las costas de Alicante , aunque también adquieren restaurantes o fábricas.