La discoteca sin altavoces

En el último piso de un emblemático edificio de Londres se ha instalado una sala en la que los asistentes escuchan la música a través de unos modernos auriculares y a la carta

REDACCIÓNVALENCIA
La discoteca sin altavoces

En el último piso del edificio más alto de Europa se ha instalado una discoteca sin altavoces. Allí, el volumen no supone ningún incoveniente. Y es que los asistentes escuchan la música a través de unos modernos auriculares y a la carta. Se trata de una alternativa que ya se ha puesto en práctica en algunas ciudades y que ahora se ha convertido en toda una atracción en Londres.

Esta discoteca silenciosa ha elegido como escenario el 69º piso del edificio Shard, situado en la capital del Reino Unido. Allí los numerosos clientes, además de disfrutar de la música, contemplan a través de las inmensas cristaleras el paisaje urbano a 300 metros de altura.

Mientras se toman una copa, los presentes en esta sala de fiestas lucen unos potentes auriculares que permiten elegir entre tres sesiones de distintos dj's. Pop, hip-hop, R&B, dance... Hay opciones para todos los gustos.

En función de la selección realizada, la luz de los auriculares adquiere un color u otro. Así todos saben quiénes están escuchando la misma canción. Los interesados pueden gozar de esta propuesta lúdica hasta abril y por un precio de 40 euros. Un nuevo concepto de fiesta.