Avacu y Aimme alertan sobre la venta de guirnaldas de luces de Navidad que «incumplen la normativa vigente»

De los ocho productos estudiados, ninguno de ellos obtuvo la calificación de «conforme» en la totalidad de ensayos

EUROPA PRESSVALENCIA

La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) y el Instituto Tecnológico Metalmecánico (Aimme) alertan sobre la venta de guirnaldas de luces de Navidad que "incumplen la normativa vigente" al presentar "deficiencias" relacionadas, sobre todo, con un etiquetado y cableado incorrecto.

Ambas entidades han presentado este miércoles en rueda de prensa los resultados de los ensayos realizados a diversas guirnaldas luminosas, para verificar su adecuación a la normativa vigente.

Los ensayos, realizados por Aimme a los productos aportados por Avacu, han revelado que no todos ellos son seguros para el consumidor, ya que gran parte de ellos incumplen la normativa vigente. De los ocho productos estudiados, ninguno de ellos obtuvo la calificación de "conforme" en la totalidad de ensayos y pruebas realizadas y, por tanto, puede considerarse que presentan potenciales riesgos para el consumidor y entorno en el que se instalen, detalla la agrupación de consumidores en un comunicado.

Las guirnaldas presentan distintos tipos de deficiencias. Las más frecuentes tienen relación con el etiquetado de los productos, ya que presentan información insuficiente y, en algunos casos, incluso incorrecta. Además, gran parte de las instrucciones de uso incluidas no contemplan la información mínima requerida, no estaban en castellano o bien el tamaño de cifras, letras y símbolos era menor de lo establecido por la normativa.

Pero las deficiencias "más preocupantes para el consumidor han sido las detectadas en relación con el cableado externo, ya que la sección del conductor es en todos los casos menor que lo indicado por la Norma UNE-EN-60598, lo cual puede provocar riesgos que afectan a la seguridad, asociados a la posible rotura del cable", han destacado.

«Bola de calor»

También el sistema de fijación y conexión entre los distintos componentes de la guirnalda presentó deficiencias, comprobándose el fácil desprendimiento de algunas piezas. Por último, también se comprobó que el material plástico empleado no satisface el "ensayo de bola de calor", lo cual implica que, en ciertas condiciones, puede deformarse no cumpliendo con el comportamiento de seguridad exigido por la Norma para este tipo de luminarias.

En este sentido, recuerdan que un estudio de la Comisión Europea de 2009 revelaba que una de cada tres guirnaldas luminosas analizadas presentaban riesgo directo de incendio o descarga eléctrica. Los principales fallos que se encontraron fueron un cableado demasiado fino y el anclaje y aislamiento térmico insuficientes de los cables. En este año 2013, han sido introducidos en la red de alerta europea (RAPEX) 46 productos de esta tipología, entre los que podemos encontrar guirnaldas luminosas y otros adornos navideños con luces.

Por todo ello, desde AVACU y AIMME se han ofrecido algunas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de adquirir y colocar estos artículos, como adquirirlos en lugares de confianza y verificar que el producto posee un etiquetado completo y en castellano (como mínimo), en el que se especifiquen instrucciones de uso, tensión, potencia nominal y normas para el cambio de las bombillas (cuando sean reemplazables).

Añaden que en el embalaje también se debe indicar si las luces son para uso interior o exterior y, en el caso de estas últimas, se ha de verificar que lleven un recubrimiento resistente a la lluvia y la humedad.

Niños en casa

Igualmente, sugieren, si hay niños en casa, adquirir guirnaldas de muy baja tensión (12 V) y siempre situarlas en lugares de difícil acceso para ellos. Además, en seis de los casos estudiados, el sistema de anclaje presentaba deficiencias, por lo que podrían desprenderse partes pequeñas de la guirnalda, con el consiguiente riesgo para los niños

Por norma general, hay que colocar las luces en lugares alejados de fuentes de calor, materiales inflamables y otros elementos decorativos que puedan sobrecalentarse y apagarlas cuando no se esté en casa y nunca se debe manipular las guirnaldas (por ejemplo, conectando varias) ya que así el producto se convierte en uno diferente al adquirido, pudiendo variar su comportamiento.

Por último, subrayan que es muy importante pedir y guardar el ticket de compra, para poder reclamar en caso de que fuera necesario.