28 millones de parejas rompen por culpa del Whatsapp

Muchas se producen por el llamado 'síndrome del doble check', estado de ansiedad originado cuando vemos que la persona amada ha visto nuestro mensaje y no nos responde

28 millones de parejas rompen por culpa del Whatsapp

"Tu última conexión fue hace 5 minutos y yo te envié un whatsapp hace 10 ¿por qué no me has contestado? ¿qué estabas haciendo?". Esto puede ser un ejemplo de lo que ocurre entre una pareja que se comunica por el chat instántaneo. El diario CyberPsychology ha realizado un estudio en el que se concluye que 28 millones de parejas rompen a causa de Whatsapp y Facebook.

Al parecer, gran parte de la culpa de los malentendidos que desembocan en una separación sentimental la tiene lo que se denomina el 'síndrome del doble check'. Es decir, el estado de ansiedad que se produce cuando vemos en la pantalla de nuestro móvil que la persona amada ha visto el mensaje y no nos responde. La situación alcanzó tal grado de polémica que incluso un directivo de la popular compañía de mensajería tuvo que salir al paso para aclarar que las famosas dos rayitas al final del mensaje solo significaba que había llegado con éxito al destinatario, independientemente de si había sido vista por él. La situación se reflejaba perfectamente en un hilarante cortometraje filmado en 2012 con el esclarecedor título de 'Doble Check' que ilustra este artículo.

Eso sí, muchos ya saben que en la información del usuario al que hemos mandado un mensaje viene reflejado la última hora en la que se ha conectado a ella. En otras palabras, podemos saber si esta persona ha pasado de contestarnos cuando ha visto nuestro emoticono de la carita con un beso de amor. Y claro, que puede haber más importante que responder de inmediato a nuestras continuas muestras de cariño a través del móvil. Nada. Y si hay algo, es que no queremos de verdad a la persona que nos bombardea continuamente con sus mensajes. Motivo más que fundamentado para una ruptura sentimental.

Eso en el mejor de los casos, porque, en el peor, muchos hombres y mujeres descubren gracias al whatsapp que están siendo engañados por su pareja tras leer comprometedores mensajes con terceras personas. De ahí que muchos opten por llevar todo el rato el móvil bloqueado para evitar este tipo de circunstancias que pueden dar al traste con una relación sentimental cultivada durante largos años. Eso sí, nada puede evitar que el juega a dos bandas mande un mensaje al destinatario equivocado, por no mencionar archivos multimedia que nunca deberían salir a la luz y que en muchas ocasiones son pruebas fehacientes de infidelidades varias. En definitiva, las nuevas tecnologías nos hacen la vida más fácil pero están cada día más cerca de terminar para siempre con nuestra privacidad. Y, a este paso, con la mayoría de relaciones de pareja. Tiempo al tiempo.