Comerciantes y hosteleros reclaman que Valencia sea puerto de salida o llegada de cruceros

El gasto en los comercios del centro va desde los 2 a los 12 euros, y no más de 12 en bares y restaurantes

EPVALENCIA

Los responsables de distintos colectivos de comerciantes y hosteleros de Valencia han reclamado que la ciudad sea puerto de salida o llegada de cruceros con el fin de aumentar las ventas tanto en los comercios como bares, restaurantes y cafeterías.

Así se han manifestado cuando se les ha preguntado por lo que supone para la ciudad que este martes se inaugurara el muelle de cruceros del puerto de con el atraque del primer crucero, el buque Splendida, de la compañía MSC, y con capacidad para 4.168 pasajeros. La instalación puesta en servicio es la primera fase del nuevo muelle de cruceros, ubicado en la ampliación norte, y cuenta con 430 metros de longitud.

La secretaria general de Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (Covaco), Amparo Barroso, ha calificado de "muy positiva" esta inauguración, pero considera que "debe de ir acompañada de otras medidas" para fomentar el consumo entre los cruceristas que llegan a la ciudad.

Barroso considera que la clave es que Valencia sea "salida o llegada" de cruceros porque en una escala los turistas "están unas seis horas en la ciudad y solo les da tiempo a visitar el centro histórico y poco más". La secretaria general de Covaco ha comentado que "se supone que a mayor llegada de cruceristas, más ventas, pero esto en realidad no es así".

"Los comerciantes de la ciudad no están notando el incremento de ventas de forma proporcional a la llegada de medio millón de cruceristas en un año", ha destacado. Barroso cree que para potenciar el consumo entre los cruceristas habría que "proponerles algo atractivo, además de una ruta cultural, una de compras o una gastronómica". La secretaria general de Covaco cree que "hay que saber vender el comercio y la gastronomía de una ciudad como Valencia ".

Un gasto de 2 a 12 euros en comercios

Por su parte, la gerente e la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Valencia, Julia Martínez, ha manifestado que actualmente los cruceristas hacen un gasto que "va desde los 2 a los 12 euros" que se corresponden con un llavero, un imán de nevera o una camiseta. Ha ido más allá y ha apuntado que los cruceros de lujo "no se gastan nada, porque tienen las tiendas en el barco".

Martínez también coincide en el hecho de que la clave es que Valencia acoja "salidas y llegadas de cruceros, para que al menos los turistas pernocten una noche en la ciudad". Esta circunstancia se ha trasladado al Ayuntamiento de Valencia para que tome medidas.

En este sentido el vicealcalde de Valencia y alcalde en funciones, Alfonso Grau comentó el pasado lunes que se trabaja para que Valencia sea lugar de llegada o de salida de cruceros, de modo que el turista pueda estar más días y generar un mayor consumo.

La gerente de la asociación también ha destacado que los cruceristas que hacen escala en la ciudad del Turia "se convierten en prescriptores al conocerla y así pueden volver en un futuro, pero a los comerciantes lo que les interesa son los turistas que pernoctan".

"Lo que triunfa son los trozos de pizza y las botellas de agua"

El presidente de la Federación de Hostelería de Valencia (FEHV), Manuel Espinar, ha manifestado que el gasto medio de los turistas cruceristas es de entre 10 y 12 euros porque "los cruceros son hoteles flotantes de los que bajan desayunados y llegan con su picnic a la ciudad".

Espinar ha destacado que "como se puede comprobar en la plaza de la Reina lo que triunfan son los trozos de pizza y las botellas de agua". Con el objetivo de incrementar el consumo de los cruceristas, desde la FEHV proponen que "todos ellos lleguen a un punto de encuentro único en la plaza del Ayuntamiento y desde allí, con autobuses lanzadera, se les lleve a otras zonas de la ciudad" para que hagan visitas culturales, gastronómicas o comerciales.

El presidente de la FEHV ha destacado la importancia de que este tipo de turista se convierta en prescriptor en su ciudad de origen. "Ese es el gran valor que se aporta en este momento, más que el consumo que realiza", ha resaltado.

Por su parte, el especialista en marketing turístico, Vicente Pizcueta, ha valorado la inauguración del muelle para grandes cruceros, pero ha señalado que "los beneficios se empezarán a ver el día en el que Valencia sea arranque de un crucero". "Ese día se podrá empezar a contabilizar económicamente los beneficios" que producen este tipo de turistas, ha agregado.

Pizcueta ha explicado que en estos momentos como puerto de escala "las imágenes de los barcos y la gente que baja de ellos es espectacular, pero el impacto económico que dejan en la ciudad no lo es tanto, por lo que hay que ser muy moderados y cautelosos con las valoraciones", ha finalizado.

Fotos

Vídeos