La Universitat recupera la tradición de hacer fallas con madera

Los artistas han suprimido el poliestileno por los materiales tradicionales para mejorar la combustión

EPVALENCIA

Al rescate de la fórmula tradicional de hacer fallas. La comisión de la Universitat Politècnica de València (UPV) ha apostado este año por recuperar la forma tradicional con la que antes se realizaban los monumentos, en madera, señala la institución académica.

Los profesores del Departamento de Escultura de la Facultad de Bellas Artes, Jaume Chornet y Leonardo Gómez Haro, son los artífices del monumento infantil de la Falla Avinguda Tarongers-Universitat Politècnica-Camí de Vera, que este año como novedad está confeccionado con materiales tradicionales y respetuosos con el medioambiente.

Así, está hecho con madera y otros materiales más económicos y sostenibles en su combustión, frente a la utilización de materiales sintéticos como el poliespan o el corcho blanco, con las que las Fallas han ganado en monumentalidad pero que son altamente contaminantes.

Los profesores Jaume Chornet y Leonardo Gómez Haro, junto con la colaboración de dos alumnos de la Facultad, Eloisa Martínez y Alberto Perdigón, se han encargado del diseño así como de la realización del monumento, cuyo mayor atractivo es que está confeccionada en madera, y con el que se quiere recuperar el quehacer de las fallas de antaño.

"Hemos querido huir del poliestireno expandido y hacer una falla lo más respetuosa posible para que cuando arda tenga un fuego limpio, no como ahora que se queman y se llena todo de un humo muy negro y contaminante, ya que con los nuevos materiales el fuego muy rápido y la falla se desvanece en unos segundos. Esta falla se quemará como las de antaño", afirma en un comunicado Jaume Chornet, quien ya ha realizado anteriormente bocetos de otros monumentos falleros y que defiende los aspectos tradicionales de las Fallas como expresión artística, cultural y satírica.

'Desplomados' es el lema de la falla infantil de la UPV, cuya pieza central es un árbol amustiado en el que la crisis económica ha dejado a todos sus habitantes desplumados. Un ejemplo son las escenas de colegios abarrotados de polluelos que no caben en las aulas, casas y nidos se venden y familias enteras tienen que hacer las maletas en busca de trabajo en árboles lejanos.

"Hemos querido confiar la nota de color a los niños de la falla, y que pinten las hojas, a modo de brotes verdes, para ayuden a devolver a los pájaros desplumados la esperanza en un futuro más justo y mejor para todos, según explican los autores del monumento, que destacan que" con muy poco dinero y con mucha imaginación se puede hacer algo digno dentro de lo que es el monumento fallero". El resultado de todo ese trabajo en equipo es una falla con una estética diferente, que compite en la sección quinta.

También la crisis y los recortes en educación serán protagonistas del monumento grande de la falla Avinguda Tarongers-Universitat Politècnica-Camí de Vera, que pertenece a la sección 2B. "¿Qué futuro hay para los jóvenes?" es el lema de la falla de este año, que han realizado los hermanos Fernando y José Manuel García Ribas, conocidos artistas falleros.

Y mientras los falleros se esmeran por tener todo listo para la plantà de sus monumentos, la Universitat Politécnica de València, como ya es una cita tradicional desde hace varios años por estas fechas, recibe este miércoles la visita de la fallera Mayor e Infantil de Valencia, de este año 2013, Beatriz Jiménez y Carla González, y de sus respectivas cortes de honor.

Las máximas representantes de las fiestas josefinas se desplazarán al campus de Vera, tras finalizar la mascletà en la plaza del Ayuntamiento de Valencia, acompañadas por representantes de la Junta Central Fallera. A su llegada, serán recibidas por el rector de la UPV, Juan Juliá, y por varios miembros de su equipo de gobierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos