Familiares de niños autistas protestan por el impago de un millón de euros

La deuda del Consell pone «en peligro» la continuidad del tratamiento de 400 niños y obligará al despido de parte del personal

Representantes de once centros de atención a niños autistas y familias de menores con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) se concentraron ayer ante la Conselleria de Sanidad para reclamar el pago de un millón de euros.

La Plataforma de Padres de Niños con Autismo y la Asociación Proyecto Autismo (ASPAU) participaron en la concentración, que se ha desarrollado durante dos horas y en la que han entregado a la Conselleria de Sanidad 25.000 firmas solicitando el pago de un millón de euros.

Representantes de varios centros se han reunido durante la protesta con el conseller de Sanidad, Manuel Llombart, quien ha dicho posteriormente, al ser preguntado por este asunto en una visita al Centro de Investigación Príncipe Felipe, que la Generalitat está trabajando para solventar «lo antes posible» esta situación.

La preocupación del Gobierno valenciano, ha dicho, es eliminar las deudas que mantiene con colectivos, y ha recordado que durante el mes de enero se han pagado 120.000 euros a las asociaciones de autistas.

«Estamos trabajando para que, a la mayor brevedad posible, tengamos sufragadas las deudas con todos los colectivos, pero fundamentalmente con los que requieren de una mayor sensibilidad del Gobierno valenciano», ha manifestado.

Los centros aseguran que el impago de un millón de euros pone «en peligro» la continuidad del tratamiento de 400 niños y obligará al despido de parte del personal.