¿Por dónde perdemos mayor calor corporal?

LASPROVINCIAS.ESVALENCIA
¿Por dónde perdemos mayor calor corporal?

En los lugares y épocas más fríos siempre tiene una especial incidencia usar gorro cuando alguien nos dice: ¡Abrígate bien!. En efecto, protegerse la cabeza es importante porque perdemos parte del calor a través de ella, pero en realidad no es una cantidad mayor que la que perdemos a través de las manos o los pies.

Por lo tanto, todas las áreas expuestas contribuyen a que el calor acumulado se pierda por el camino. Así, un adulto pierde un 10% del total de su calor corporal por el cráneo, pero usar unos guantes o unos calcetines gruesos sería tan útil como ponerse un gorro.

Esto puede explicarse porque cuando el cuerpo bombea la sangre necesaria para todo el cuerpo, tienen prioridad unos órganos frente a otros, como por ejemplo el corazón o el cerebro. En esta jerarquía, las extremidades son las últimas en recibir sangre, ya que son las menos necesarias para sobrevivir.

Por lo tanto, ¿de dónde viene el mito? La revista de la Asociación British Medical señaló en 2008 que durante un experimento al que se sometió al ejército estadounidense en los años 50 detectaron que los soldados perdían hasta un 45% del calor corporal a través de la cabeza. Sin embargo, no tuvieron en cuenta que esa era la única zona que los sujetos no tenían cubierta mientras se encontraron expuestos a un clima muy frío, por lo que si se perdió más calor por la cabeza fue por una cuestión puramente proporcional.

Solo existe una excepción a estos casos. En el supuesto de que se trate tanto de un bebé, como de un niño en edad de crecimiento. Todos ellos tienen en proporción un cráneo más grande que el resto del cuerpo y esto hace que pierdan más calor por esta zona, por lo que cobra una mayor importancia protegerlos con algún gorro contra el frío.

Fotos

Vídeos