El juez imputa a los padres y el hermano de Enrique Crespo por cobrar 22.770.000 euros de la lotería de Navidad

Se enfrentan a un delito de alzamiento de bienes porque Crespo dijo en el juzgado que sólo le había tocado uno

A. RALLOVALENCIA

El juzgado de Instrucción número 15 de Valencia , encargado de investigar un agujero económico de 25 millones de euros en la gestión de la depuradora de Pinedo, ha acordado imputar a los padres y al hermano de Enrique Crespo , expresidente de Emarsa y exvicepresidente de la Diputación, por un presunto delito de insolvencia de responsable delictivo para eludir responsabilidades civiles, en relación con la investigación por la lotería de Navidad.

Crespo aseguró al juez en diciembre del pasado año que sólo le había tocado un décimo de lotería, premiado con 125.000 euros, sin embargo, en declaraciones a la prensa declaró que le había tocado bastantes pero que tenía que contarlos porque no sabía cuántos.

Ahora, un informe que ya consta en el juzgado desvela que a través de su familia se llegaron a cobrar premios de lotería por un importe de 22.770.000 euros. El juez considera que el imputado ocultó el importe total del premio para tratar de no responder con ese dinero a las responsabilidades económicas que pudieran derivarse de una hipotética condena.

En total, los familiares de Crespo cobraron el dinero de 159 décimos de lotería y 193 participaciones, y lo hicieron de manera "escalonada" y en diferentes cuentas, lo que ha levantado "sospechas", según considera el magistrado.

Al respecto, estima que los padres y el hermano de Crespo pudieron haber "cooperado" con él en el cobro de los premios correspondientes a décimos y participaciones de lotería, propiedad de Enrique, agraciados con el segundo premio del sorteo. La finalidad era que Enrique Crespo eludiera las responsabilidades civiles que pudieran derivarse de la causa en la que está imputado, y por el que se le requirió una fianza de 25 millones de euros.

El juez, con la documentación fiscal y bancaria recopilada, ve "bastantes motivos" para considerar que los padres y el hermano del expresidente de Emarsa pudieron haber cooperado con él en el cobro de los premios de lotería "propiedad" de Enrique Crespo "con la finalidad" de que este eludiera sus responsabilidades civiles.

Además, remarca que "no hay duda" de que las informaciones recogidas en "numerosos" medios de comunicación, tanto digitales como escritos y audiovisuales, "además de coincidentes, eran veraces en cuanto a que el señor Crespo había manifestado públicamente que era poseedor de 'bastantes' décimos".

El juez insiste en que "no es fácilmente comprensible, por carecer de toda lógica", que cuando a una persona le toca un premio de lotería tan importante como ese "proceda a gestionar su cobro en distintos momentos, separados en el tiempo semanas e incluso meses, toda vez que corre el riesgo de pérdida, deterioro o sustracción de los documentos portadores del premio".

"Y si no es fácilmente comprensible -añade- que una persona proceda de este modo, menos aún lo es que lo hagan tres, todas ellas estrechamente vinculadas a Enrique Crespo y de su máxima confianza".

El juez detalla en su auto la "secuencia temporal" de los nuevos imputados en el "caso Emarsa" por días, entidades bancarias, número de décimos o participaciones presentados e importe.

También asume numerosos argumentos del fiscal para reforzar sus "sospechas" de que esos billetes de lotería cobrados "estaban en realidad en poder del señor Crespo" y que este, para eludir el embargo de bienes derivado de la fianza decretada por su imputación en este caso, "diseñó una estrategia de ocultación y transmisión a esas terceras personas".