Rescatan el cuerpo del montañero muerto en el Barranc de l'Infern

Esta mañana han sido rescatados uno por uno y con vida los 21 escaladores atrapados | Ha sido uno de los rescates más complicados de los últimos años

CONCHA PASTOR ALICANTE

El helicóptero de la Guardia Civil ha rescatado a las 10.50 horas de este sábado el cuerpo del escalador fallecido mientras realizaba barranquismo en el Barranc de l'Infern, situado entre las poblaciones alicantinas de la Vall d'Ebo y La Vall de Laguart. Asimismo los especialistas en rescate de la Benemérita y el Consorcio Provincial de Bomberos han rescatado a otros 22 escaladores que quedaron atrapados.

Según han informado fuentes de la Comandancia, el rescate del cadáver del único escalador fallecido ha sido recuperado por el helicóptero de la Guardia Civil, que se ha desplazado desde Valencia a las 7.00 horas para ayudar en el dispositivo establecido. La densa niebla en la zona ha dificultado las labores de rescate, pero finalmente, en torno a las 10.50 horas, el cuerpo ha sido recuperado y trasladado al Puesto de Mando Avanzado establecido al inicio del barranco, a la espera de la llegada de la Comisión Judicial.

Los especialistas en rescate en montaña de la Guardia Civil y del Consorcio Provincial de Bomberos recibieron sobre las 17.30 horas de este viernes el aviso de un grupo de unos 13 escaladores que necesitaban ayuda tras sufrir un accidente cuando se encontraban en la zona de la Hoya Grande del citado barranco.

No obstante, durante las horas siguientes el número de escaladores atrapados con vida en el barranco ascendió a 22 personas, que formaban parte de tres grupos distintos, por lo que se establecieron tres dispositivos que finalmente han conseguido rescatarlos a todos durante la madrugada y primera hora de la mañana del sábado. Todos ellos fueron trasladados al Puesto de Mando Avanzado, donde esperaba un dispositivo sanitario compuesto por dos SAMU, cuatro ambulancias de Soporte Vital Básico y otras dos convencionales. Durante la noche han trabajado 26 bomberos, más de 10 guardias civiles, sanitarios, 5 ambulancias y un SAMU.

Según alertaron los escaladores, el fallecido, un varón vecino de Ondara de 46 años de edad, se precipitó al vacío en el barranco tras despeñarse por una de las paredes y se golpeó con una piedra en la cabeza hasta hundirse en el lecho del río situado al fondo de la garganta. Dos de sus compañeros habían intentado rescatarlo, pero la rotura de uno de los anclajes les dejó atrapados en una de las paredes del barranco, sin poder subir ni bajar de la zona.

Los bomberos están exhaustos dado que han tenido que rescatar uno por uno a los 21 escaladores que estaban atrapados y han tenido que subirlos a pulso por una pared vertical de 200 metros. Los bomberos aseguran que es uno de los rescates más complicados y numerosos que han tenido que realizar en los últimos años.

Siete atendidos por ansiedad

Según fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU), siete de los 22 escaladores rescatados con vida tuvieron que ser atendidos por ansiedad o nervios, mientras que los otros 15 resultaron ilesos.

La mayoría de los escaladores son hombres -todos menos dos mujeres- y entre ellos no se encuentra ningún menor de edad. El más joven tiene 21 años, y el resto entre 30 y 40 años. También hay dos escaladores con unos 50 años.

Fotos

Vídeos