«Que soy compañero, ¡coño!»

Un vídeo evidencia que había policías infiltrados entre los manifestantes | El agente recibió golpes de sus compañeros mientras se identificaba

LASPROVINCIAS.ESVALENCIA
«Que soy compañero, ¡coño!»

Un polémico vídeo de las cargas policiales del 25-S está calentado las redes sociales. En él se evidencia una posible infiltración de policías entre los manifestantes que agitaban contra la policía. Sin darse cuenta, los agentes arremetieron contra uno de los suyos: "Qué soy compañero, ¡coño!" repite en supuesto manifestante. Tras un primer momento de confusión, uno de los agentes escucha al agredido. "Estaros quietos, éste es compañero, joder"tras lo que uno de los antidisturbios pide serenidad: "Tranquilizaros un poco, coño".

El diputado de Compromís-Equo en el Congreso, Joan Baldoví, ha registrado una petición de comparecencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para explicar si, en el dispositivo policial frente a las movilizaciones del 25-S en los alrededores del Parlamento, hubo agentes infiltrados para "generar tensión" y provocar las cargas.

Según Baldoví, "hay sospechas de que los manifestantes que estaban en primera línea en Neptuno con banderas rojas sean infiltrados de la policía". "En algunos vídeos, se ve que fueron estos individuos los que empezaron las provocaciones a los antidisturbios empujando y golpeándolos, cosa que provocó la respuesta policial que todos conocemos", sostiene.

Compromís se hace así eco de las reacciones de los participantes en el 25-S, que sospechan que dicha operación estaba orquestada "para que se generara la tensión y las agresiones de los manifestantes, para que la policía tuviera la justificación para dispersar a los manifestantes, que en todo momento ejercieron un derecho constitucional básico desde posicionamientos totalmente pacíficos".

En concreto, Baldoví pide saber si hubo agentes infiltrados y, en caso afirmativo, cuál fue el número exacto de policías camuflados. Del mismo modo, el diputado de Compromís quiere conocer si esos presuntos agentes, algunos de ellos encapuchados, "tenían algún tipo de identificación visible para actuar y, también, por qué se les permitía participar en una manifestación encapuchados cuando la policía se dedicó ayer a requisar caretas de manifestantes".