Casa Caridad subastará 22 dibujos expuestos en el MuVIM por 200 euros

Los ecos del 'juego mágico' entablado por Willy Ramos, Eusebio López y Juan Barberá para inaugurar la nueva Sala Parpalló resuenan más allá del proyecto expositivo

LASPROVINCIAS.ESVALENCIA

Los ecos del 'juego mágico' entablado por los artistas Willy Ramos, Eusebio López y Juan Barberá para inaugurar la nueva Sala Parpalló en el MuVIM resuenan más allá del proyecto expositivo producido por la Diputación de Valencia.

Un total de 22 dibujos realizados a seis manos, 18 de los cuales expuestos con notable éxito en el MuVIM, han sido donados por sus tres creadores a la Casa de la Caridad de Valencia.

La Casa de la Caridad subastará el jueves, 31 de mayo, en el vestíbulo del MuVIM, los 22 dibujos del proyecto 'Un juego mágico' donados por Willy Ramos, Eusebio López y Juan Barberá, "con la intención de hacer que el arte y nuestra política museística puedan transcender sus muros y el ámbito artístico y tocar los problemas de la sociedad actual, en este momento con graves anomalías sociales", ha explicado la diputada, María Jesus Puchalt.

Certificados de autenticidad

Willy Ramos, Eusebio López y Juan Barberá se han reunido de nuevo para firmar los certificados de autenticidad que se otorgarán con cada dibujo.

La diputada de Cultura de la Diputación de Valencia, María Jesús Puchalt, asistirá a la subasta benéfica junto al director del MuVIM, Joan Gregori, y los artistas Willy Ramos, Eusebio López y Juan Barberá. El periodista Ramón Palomar conducirá el acto con la colaboración de la actriz María Abradelo.

Las obras saldrán a subasta a un precio simbólico de 200 euros, "porque queremos propiciar una participación masiva, ha señalado Cano quien también ha apuntado que el precio final de venta que pueden alcanzar no lo podemos saber".

'Un juego mágico'

La exposición 'Un juego mágico', comisariada por María José Gallach, fue inaugurada el 26 de abril en la Sala Parpalló del MuVIM y será clausurada con la subasta benéfica.

Willy Ramos, Eusebio López y Juan Barberá trabajaron juntos en este proyecto común para la Sala Parpalló, en el que comenzaron jugando e interviniendo entre ellos para provocar emociones que derivaron en creatividad.

Los tres artistas, con lenguajes muy diferentes, destacaron lo productivo de esta experiencia colectiva en la que renunciaron a individualidades. Las sesiones a seis manos en sus respectivos estudios fueron -según comentaron los propios artistas- "una mezcla de catarsis, deshinibición y juvenil jolgorio".

Pdf: Aquí puedes ver todas las obras que se van a subastar

Fotos

Vídeos