Cabré anuncia el derribo del interior de la Audiencia para hacer un «edificio nuevo»

El conseller Jorge Cabré destaca los 720 metros cuadrados que se ganarán para uso administrativo | La intervención tendrá un coste total de 4,3 millones de euros

ANA S. MOLLÁ, CMAALICANTE
El conseller Jorge Cabré, durante la presentación de la remodelación de la Audiencia. | RAFA MOLINA/
El conseller Jorge Cabré, durante la presentación de la remodelación de la Audiencia. | RAFA MOLINA

El conseller de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, ha asegurado en Alicante que la intervención que va a llevar a cabo la Conselleria en la Audiencia Provincial "no es una actuación parcial de parcheo o remiendo provisional, sino una reforma integral del edificio que incluye la demolición completa de interiores y la reforma de fachadas".

Cabré, que ha realizado una completa y exhaustiva presentación a los medios de la reforma integral de la Audiencia, ha afirmado que "el proyecto dotará a la ciudad de Alicante de un edificio moderno, accesible y funcional" y supondrá una "puesta en valor de un edificio emblemático, en un emplazamiento ideal, como corresponde a la máxima representación judicial en Alicante".

El conseller, que ha justificado la intervención en "el buen estado en general de la construcción", ha añadido que ello permitirá una reforma integral "en óptimas condiciones y con un resultado plenamente satisfactorio".

Reagrupación de espacios y reserva para futuras ampliaciones

Entre los aspectos destacables del nuevo edificio, Cabré ha resaltado la ganancia de 720 m2 para uso administrativo, ya que se ganará una planta útil más (unos 115 m2), se aprovecharán administrativamente otros 540 m2 y se habilitará el espacio del patio, lo que generará otros 65 m2 disponibles, totalmente desaprovechados en la actualidad junto a los 920 m2 de pasillo inutilizados.

Con la reforma, se dispondrá de espacios de reserva en una de las plantas para posibles ampliaciones. Además, tanto la Fiscalía como las Secciones quedarán reagrupadas y en espacios únicos, lo que mejorará su funcionamiento. La Fiscalía dispondrá de una planta en exclusiva y todas las plantas, excepto el archivo, contarán con salas de vistas.

"Vamos a adecuar las necesidades de los trabajadores y los usuarios al edificio, lo que redundará en una mayor comodidad para los usuarios y dignificará la función judicial y fiscal", ha apuntado el conseller, que ha subrayado que la Audiencia Provincial será un edificio totalmente accesible, que contará con nuevos elementos de seguridad, en materia de incendios, ascensores y control de accesos. "Las instalaciones más eficientes permitirán un mayor ahorro en los consumos energéticos", ha añadido Cabré.

El conseller ha cuantificado en 4.300.000 euros el coste estimado de la intervención, que incluye el proyecto (300.000 euros), la obra (3 millones) y el equipamiento informático, el mobiliario o las nuevas tecnologías (un millón de euros).

Por lo que respecta a los plazos de ejecución, Cabré ha anunciado que a finales de junio concluirá la fase de consultas y redacción de proyectos y antes de noviembre habrá concluido la licitación y la obtención de permisos. A partir de ahí arrancará la tercera fase (que incluye la reforma de la fachada general exterior, la sustitución de toda la carpintería y los ascensores o la habilitación de la planta sexta del edificio como archivo).

En la primavera de 2013 está previsto el inicio de la cuarta fase, que contempla la demolición de interiores y la reforma interior, así como la renovación de la instalación eléctrica, la nueva climatización, los sistemas de seguridad, entre otros.

La quinta fase de esta reforma integral, consistente en el equipamiento (mobiliario, informática, reproducción, señalética) concluirá en diciembre de 2013.

"Antes de que finalice el año próximo, la ciudad de Alicante va a contar con un edificio de la Audiencia totalmente rehabilitado, con modernos equipamientos, con una nueva distribución de los espacios y con un confort excepcional para todos sus trabajadores y para los usuarios", ha concluido Cabré.