«Las guapas trabajan más, pero no se excluye a las feas; lo importante es el ánimo», asegura el 'Curso de prostituta profesional'

El libro en el que se basa el 'Curso de prostitución profesional' denunciado ante la Fiscalía ofrece consejos prácticos para cobrar más a los clientes

REDACCIÓNVALENCIA
Una prostituta espera clientes en la calle. ::
 REUTERS/
Una prostituta espera clientes en la calle. :: REUTERS

El 'curso de prostituta profesional' que ha sido denunciado por el Consell ante la Fiscalía, en el que se ofrece una 'formación' teórico-práctica para aprender a desempeñar esta actividad, está basado en un libro con el mismo nombre en el que se dan consejos prácticos para ser una meretriz de primer nivel.

''Las guapas van a trabajar más, pero no es un oficio que excluye a las feas. Es la disposición de ánimo y la simpatía que se sepa manifestar la que propiciará el acuerdo sexual más que la apariencia física'', relata el libro, que está dividido en capítulos en los que se describe el uniforme de trabajo, los besos, las modalidades de tarificación y todo tipo de técnicas sexuales de manera explícita: masturbación, sexo oral, sexo anal (''o enculada'', matiza), coito vaginal, vicios adyacentes o el pago del servicio.

El autor del libro da consejos prácticos sobre cómo comportarse: ''Al cliente pesado al que se le han pegado las sábanas y no tiene intención de irse, si el servicio se ha contratado por tiempo, no hay problema: cuantas más horas pasemos juntos, más va aumentando el monto de la factura final, como si fuera un taxímetro...''.

En el libro se aconseja ''huir de los enamoramientos, que sólo provocan inconvenientes'', y, entre otras lindezas, se da libertad para usar el preservativo: ''Se debe tener un sexto sentido para detectar los problemas y valorar que trabajar 'sin', normalmente, facilita un plus en el precio''.

Además, también da consejos a los prostitutos: ''El prostituto tiene que colocar un resorte mental inventado entre el cerebro y su polla'', relata, ''de manera que el miembro viril se levante automáticamente como quien levanta un brazo para recoger una fruta del árbol''.

La publicación también incorpora las posibles posturas que se deben utilizar en el ejercicio de la profesión (mujer encima, mujer debajo, de lado, de pie, arrodillados, sentados y posteriores) y elabora una tipología de clientes y de lugares donde se debe actuar.

¿Estafa, promoción de la prostitución o nada?Brandon, el profesor de los supuestos cursos de prostitución profesional que la Generalitat ha denunciado en la Fiscalía de Valencia, podría enfrentarse a un supuesto delito de estafa. El engaño consistiría, según esta tesis, en ofrecer la posibilidad de conseguir desempeñar una profesión que no se encuentra legislada como tal. Otra de las opciones para perseguir la actividad de este hombre sería un delito de promoción de la prostitución.

Sin embargo, otras fuentes entienden que sería más complicado tratar de demostrar que existe una inducción a la prostitución ya que de un estudio -superficial en cualquier caso- de los hechos descritos hasta el momento ni se obliga ni se coacciona. En teoría, las mujeres o hombres acudirían por su propia voluntad a recibir esta 'formación'.