600 euros al mes por 8 minutos

La comisión de la Mujer se reúne por primera vez en toda la legislatura

HÉCTOR ESTEBANVALENCIA

La comisión de la Mujer y Políticas de Igualdad de Les Corts comenzó ayer a las 11.25 horas. Ocho minutos después, a las 11.33 horas, se dio por finalizada. Este intenso trabajo le reporta a algún diputado en la nómina un plus de 600 euros al mes. Lo que perciben los miembros de la Mesa y los portavoces parlamentarios. De hecho, ayer fue la primera vez que se reunió en toda la legislatura esta comisión y lo hizo para elegir presidenta.

Los diputados valencianos, cada vez que se les ha afeado el tema del sueldo público, siempre han puesto por delante que son de los que menos ganan de toda España. Si lo dicen será verdad pero no es menos cierto que alguno se embolsa al mes un suplemento que ronda los 600 euros por un cargo que desarrollan de uvas a peras.

En la época de la presidencia de Julio de España, que fueron días de vino y rosas, los grupos parlamentarios pactaron una noche de verano repartir a todos los diputados en cargos de responsabilidad en las comisiones como justificación para cobrar ese plus de 600 euros. Los parlamentarios diputados de Les Corts son presidentes, vicepresidentes, secretarios o portavoces de comisión para ingresar en la nómina ese complemento.

El problema surge cuando hay diputados que abandonan Les Corts para dedicarse a otros menesteres. Es el caso del pelotón de señorías que se ha ido al Congreso, que ha obligado a la entrada de nuevos parlamentarios y, por consiguiente, a reordenar el rompecabezas de cargos en comisiones para que todos ganen, como mínimo, lo mismo.

Un ejemplo se dio ayer en la comisión de la Mujer y Políticas de Igualdad, que no ha debatido ni un solo punto en la presente legislatura. De hecho, ayer fue su segunda reunión. La primera fue el 30 de junio de 2011 para su constitución. Desde entonces el desierto más absoluto, sin un punto que debatir y si ninguna iniciativa en favor de la mujer y la igualdad.

Sólo se reunió para una cosa: nombrar presidenta. Belén Juste fue elegida diputada nacional en las pasadas elecciones generales, por lo que dejó vacante la presidencia de una comisión. Su sustituta será Elena Bonet, que fue elegida con los ocho votos de su partido mientras los seis del PSPV fueron en blanco y el de Compromís fue para Fran Ferri, que de hecho no estuvo en la comisión y lo sustituyó su compañero Juan Ponce.

Bonet, en su discurso de presentación, dijo que espera que la comisión sirva para trabajar «por los derechos de las mujeres, trabajar con devoción e interés por el mayor de los consensos». En ocho minutos, los que pasaron entre las 11:25 horas y las 11:33 horas, ventilaron sus señorías el orden del día de un órgano de trabajo que se constituyó en su día para salvaguardar los derechos de las mujeres.

En la legislatura pasada, esta comisión sólo se reunió 11 veces en cuatro años. A pesar de la escasa intensidad, los miembro de su Mesa y los portavoces de cada grupo se embolsaron sus 600 euros mensuales como está aprobado por todos los grupos de Les Corts.

Minutos antes, en la sala de al lado, se vivió un ejemplo similar con la comisión de Asuntos Europeos. David Serra fue elegido presidente en sustitución de Gerardo Camps. En este caso la comisión duró siete minutos, aunque es cierto que ya se había reunido una vez en esta legislatura el pasado mes de noviembre cuando compareció la exvicepresidenta del Consell Paula Sánchez de León para hablar del corredor mediterráneo.

Cuatro días en cuatro años

La semana que viene, la Cámara acogerá dos nuevas operaciones de este tipo: reparto de peones en las comisiones y poco trabajo.

El caso más sangrante es sin duda el de la comisión de Nuevas Tecnologías, que en la legislatura pasada sólo se reunió cuatro días en cuatro años. También tiene que cambiar de presidente, por lo que el lunes se reunirá. Un día después será el turno de la de Derechos Humanos, que es otra de las que tampoco se prodiga mucho en cuanto a la actividad parlamentaria. Pero todos cobran al mes los 600 euros.