La pediatra detenida cometió al menos trece estafas con vacunas falsas

Inyectaba únicamente con suero a menores a cuyas madres les cobraba entre 60 y 80 euros porque les aseguraba que no las cubría la Seguridad Social

EUROPA PRESSVALENCIA

La Conselleria de Sanidad ha señalado que, hasta la fecha, se han registrado 13 denuncias por escrito por la actuación de la pediatra de Carlet detenida la pasada semana por un supuesto delito de estafa ya que presuntamente inyectaba vacunas falsas -únicamente con suero- a menores a cuyas madres les cobraba entre 60 y 80 euros porque les aseguraba que no las cubría la Seguridad Social.

La administración sanitaria valenciana, que ha relegado a la pediatra de sus funciones, ha asegurado que desde los Centros de Salud de Carlet y Benimodo se citará a los niños supuestamente afectados con el fin de revisar "individualmente" cada caso y "garantizar así una administración correcta de las vacunas o en su caso las pautas a seguir", según han informado fuentes de este departamento.

La Conselleria de Sanidad ha instado a los padres que tengan "alguna duda" o "inquietud" al respecto que se pongan en contacto con los centros de salud de las localidades afectadas a través de sus coordinadores médicos y de enfermería.

Una delegación de la Conselleria de Sanidad, encabezada por la Comisionada de la Generalitat en el Departamento de Salud de la Ribera, María Angeles Matoses, y el director de Salud Pública en esta área, Rosendo Sanz, ha mantenido este lunes una reunión en las localidades de Carlet y Benimodo con el grupo de padres de los menores supuestamente afectados por la presunta administración indebida de las vacunas por parte de la pediatra, que ejercía en el centro de salud de Carlet, "con el fin de resolver sus dudas e informarles de las medidas adoptadas".

La delegación ha estado acompañada por los alcaldes de estas localidades, así como por técnicos del área de vacunación de Salud Pública de la Conselleria y por miembros del servicio de pediatría y primara del Departamento de la Ribera.

La Conselleria de Sanidad ha informado a los padres de que el caso se encuentra bajo la tutela del juzgado de Carlet y ha señalado que apoyará y colaborará "en todo lo que se le requiera para que se esclarezcan los hechos con celeridad".

Asimismo, la delegación ha explicado que la Conselleria abrió un expediente disciplinario a la pediatra tras recibir la primera queja que, con posterioridad, quedó sujeto al pronunciamiento judicial. Actualmente, la pediatra se encuentra relegada de sus funciones hasta el pronunciamiento judicial. La facultativa pasó el pasado jueves a disposición judicial, prestó declaración y quedó libre con cargos por un delito de estafa, según informó el TSJCV.

Según explicaron la pasada semana fuentes municipales, la facultativa presuntamente llamaba personalmente a las madres y les decía que ella misma les inyectaría las vacunas a los niños sin necesidad de que fueran a comprarlas a las farmacias, ya que no eran sufragadas por la Seguridad Social.

La pediatra cobraba entre 60 u 80 euros a las madres, que incialmente iban "confiadas" pero que, posteriormente, se dieron cuenta de que algo "fallaba" porque en las cartillas de vacunación de los niños no aparecía número de referencia. La facultativa, según estas fuentes, ha reconocido que inyectaba "suero" a los niños en vez de las vacunas reales, por una "necesidad económica" y sin querer causar ningún daño.