«Camps es racanillo. ¿Cómo va a aceptar trajes por los que él paga el doble en El Corte Inglés?»

La defensa de Camps asegura que ''nadie guarda las facturas si no es para desgravar'' | El ex presidente de la Generalitat declarará a partir de las 15.30 horas | El magistrado presidente del jurado, Juan Climent, ha denegado a los acusados su petición de poder sentarse junto a sus abogados |

MARTA HORTELANO VALENCIA
Camps recibe el saludo del que fuera su jefe de gabinete Pablo Landecho a la entrada al Tribunal Superior de Justicia. ::
 JUANJO MONZÓ/
Camps recibe el saludo del que fuera su jefe de gabinete Pablo Landecho a la entrada al Tribunal Superior de Justicia. :: JUANJO MONZÓ

Sigue el juicio minuto a minuto

Aquí puedes ver la retransmisión del juicio FOTOS: Las imágenes de la segunda jornadaFOTOS: El día de ayer en imágenes

El expresident de la Generalitat Francisco Camps y el ex secretario general del PPCV Ricardo Costa han reiterado hoy su inocencia ante el jurado que les juzga por recibir supuestos regalos de la trama Gürtel y han rechazado aceptar una acuerdo de conformidad, lo que implicaría asumir su culpabilidad.

A preguntas del magistrado presidente del jurado tras la lectura de las calificaciones provisionales de los hechos efectuadas por las partes, Camps ha dicho: "Soy completamente inocente". Ricardo Costa, por su parte, ha señalado: "No me voy a conformar".

La fiscal, didáctica e incisiva

Las cuatro partes del juicio por la 'causa de los trajes' (ministerio fiscal, acusación particular, y defensas de los dos acusados) han explicado ya su posición a los miembros del jurado. Los seis hombres y tres mujeres que juzgarána a Francisco Camps y Ricardo Costa, son novatos en materia jurídica por lo que las cuatro partes han tratado de dejar clara la postura que defienden sus clientes. La más didáctica ha sido la representante de la acusación pública, la fiscal Concepción Sabadell , que ha expuesto el procedimiento que se seguirá a partir de los doce días que durará el juicio. La madrileña ha conseguido captar la atención de los presentes con una explicación sencilla de los hechos, pero contundente.

Sabadell ha recalcado que el motivo del juicio no es el valor de los regalos, sino que se recibieran en consideración a los cargos que ostentaban Camps y Costa. "El funcionario público o autoridad que acepta un regalo comete un delito de cohecho", ha subrayado la fiscal, que ha pedido al jurado un esfuerzo: "Olvídense de todo lo que han leído, oído u opinado. Ahora solo cuentan las pruebas del juicio" La fiscal ha advertido al jurado que no descarte ''que algún testigo mienta'' y les ha explicado la diferencia entre testigo e imputado.

Acusación y defensaA continuación, Virgilio Latorre, abogado del PSPV que actúa como acusación particular ha argumentado que a la hora de comprar una camiseta únicamente es necesario fijarse en la talla, pero adquirir un traje conlleva seleccionar el color, la tela, el corte y la toma de medidas, lo que revela "una participación de los acusados en todo este entramado" ideado por la trama para influir en su voluntad. "Los trajes se compraban en Madrid y se entregaban en Valencia", todo un dispositivo, según el abogado del PSPV.

Latorre ha recordado que los hechos están más que probados porque los otros dos acusados, Campos y Betoret, los admitieron y fueron condenados. ''No existen tickets de venta que demuestren que se han pagado los trajes, pero sí que se recibieron'', ha esgrimido antes de terminar su intervención.

Javier Boix, abogado de Francisco Camps, tras tratar de desvirtuar la figura de la acusación particular, ha querido trasladar al jurado la imagen que tiene de Camps como hombre ''austero''.

''Cuando he ido conociendo a mi defendido me he dado cuenta de que lo que dicen los que le conocen es cierto: es una persona de gran austeridad''. Boix ha asegurado que le contaron que el ex presidente de la Generalitat siempre preguntaba los precios de todo, y que incluso algún testigo se ha referido a él como "racanillo". "Resulta que se deja regalar prendas de una trama corrupta, que valen la mitad de los que valen las prendas que él se compra en El Corte Inglés".

"Las cifras, a todos nos marean", dice Boix, que recuerda que el porcentaje de las adjudicaciones de la Generalitat a Orange, es ínfimo. Y ha defendido que ''nadie guarda facturas si no es para desgravar. Si un presidente de la Generalitat se llevara tickets de las tiendas la gente pensaría que es para luego pasar el gasto o desgravar''. Según el abogado de Camps, el expresidente pagaba en efectivo y sin tickets para que no pareciera que cargaba a la Generalitat el gasto. Y Boix ha asegurado que ''nunca se probó que visitiera los regalos''.

Según ha contado Boix en la exposición inicial del juicio, las personas que no le conocen "se pueden extrañar" de la forma "tan sumamente entrañable" con la que habla con algunas personas.

Empleaba este tono en las conversaciones telefónicas que mantuvo con uno de los cabecillas de la trama Gürtel, Álvaro Pérez "el Bigotes", en las que le llamó "amiguito" y que fueron intervenidas por la Policía. "Él es así", ha justificado.

Según dice, tenían el teléfono intervenido "desde hace meses", pero únicamente se han registrado un par de conversaciones sin alusiones a trama alguna: "Si tenían comprado al presidente de la Generalitat, qué menos que un comentario de 'oye, que te hemos comprado un traje'".

Los hechos que se enjuician

Por su parte, el abogado de Costa, Juan Casanueva, ha negado que su cliente recibiera regalo alguno, y ha destacado además que desde su posición de diputado autonómico no podía influir en las adjudicaciones de la Generalitat.

Además, ha adelantado que presentarán un testigo que certificará que los supuestos trajes recibidos de la tienda madrileña Forever Young no pertenecen a él porque no son de su medida, mientras que los del establecimiento Milano fueron abonados por el ex "número dos" de Camps.

El expresident de la Generalitat, acusado de aceptar cuatro americanas, cinco pares de zapatos y cuatro corbatas, prendas valoradas en 14.021 euros, asegura que nunca recibió regalo alguno, y que se adquirió alguna prenda la abono, y además siempre en metálico para evitar suspicacias debido a la relevancia de su cargo.

Costa, que supuestamente recibió cuatro trajes y seis pantalones valorados en 7.325 euros, afirma en su escrito que no compró ninguna de estas prendas y ha destaca que los hechos que se le inculpan se circunscriben a una etapa en la que el no tenía ningún cargo público.

No pueden sentarse con sus abogados Antes de comenzar, el magistrado presidente del jurado, Juan Climent, ha denegado a Camps y a Costa su petición de poder sentarse junto a sus abogados. Ambos se sientan en primera fila, en el banquillo. Sus familiares justo en el banco de detrás. Y a los dos se les veía nerviosos en los momentos previos al comienzo del juicio.

El Palacio de Justicia de Valencia acoge hoy la segunda jornada de la vista oral por la denominada "causa de los trajes" del caso Gürtel tras la maratoniana selección de los miembros del jurado que consumió ayer la sesión en la que iban a declarar Camps y Costa.

Los primeros en tomar la palabra, tras la lectura de las calificaciones de los hechos, serán los representantes de las acusaciones y de las defensas, quienes formularán una exposición inicial dirigida a los nueve miembros del tribunal popular.

Seguidamente, Camps y Costa se someterán al interrogatorio de las partes, tras lo cual el magistrado Juan Climent dará paso a la declaración de los supuestos cabecillas de la trama Gürtel -Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez "el Bigotes"-, así como de los testigos Víctor Campos y Rafael Betoret, quienes han evitado el juicio al reconocer el delito y pagar una multa de 9.600 euros.

Camps y Costa se enfrentan a sendas penas de multa de 41.250 euros por adquirir trajes y otras prendas de vestir en diferentes establecimientos de Madrid que fueron supuestamente abonadas por los responsables de la trama "Gürtel".

La llegada de los acusadosFrancisco Camps y Ricardo Costa han llegado poco antes de las 9 de la mañana a la sede del TSJCV. Costa ha entrado en la sede del Palacio de Justicia pasadas las 8.30, pero hoy, frente a lo ocurrido ayer, no había ninguna concentración de apoyo o protesta a las puertas de la sede del TSJCV, aunque sí el mismo número elevado de periodistas y el amplio dispositivo policial. Poco después ha llegado Camps con un mensaje para los periodistas: "Afronto el día con tranquilidad, como siempre he afrontado las cosas. Hoy podré explicarme", ha subrayado antes de entrar.

Camps ha llegado en un todoterreno negro conducido por su exjefe de gabinete Pablo Landecho y acompañado por su abogado, Javier Boix.

A su llegada a la sede judicial, ha posado brevemente para los medios de comunicación y a diferencia de ayer, ha entrado directamente en el Palacio de Justicia pues esta mañana no había nadie a quien saludar.

Cinco minutos antes había llegado a pie su esposa, Isabel Bas, quien se ha parado a saludar a las personas que hacían cola para entrar al juicio contra su marido y Costa. Entre los ciudadanos que guardan cola para acceder a la sala de vistas como público se encuentran el presidente de Les Corts Valencianes, Juan Cotino -quien ayer conducía el coche que trajo a Camps al TSJCV-, la directora del IVAM, Consuelo Císcar, y varios simpatizantes del PP.

Más noticias:

Fotos

Vídeos