Los expertos piden que se regule la indumentaria fallera

La Nau acoge el segundo debate sobre los requisitos para la declaración de la fiesta como Patrimonio de la Humanidad

LOLA SORIANOVALENCIA
Los expertos piden que se regule la indumentaria fallera

No empezar la falla por el tejado. Eso es lo que han pedido expertos en música, bellas artes, pirotecnia e indumentaria para garantizar que la candidatura de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad sea admitida y llegue a buen puerto. En este sentido, los estudiosos reunidos en la mesa redonda 'Les Falles, un fum de patrimonis' de les VII Converses, Les Falles a la Nau pidieron que el museo fallero situado en Monteolivete sea reconocido oficialmente para que no sea «un almacén visitable sino un museo con una difusión, un cuidado archivo y con unas tareas de conservación preventiva», indicó Antoni Colomina, doctor en Bellas Artes. También solicitaron que todos los elementos patrimoniales que hacen a las Fallas singulares tengan una mayor protección y proyección como la música, la pirotecnica o los propios ninots de falla.

Además también se pidió que se ponga fin a las estridencias en la indumentaria valenciana. «Yo particularmente no soy partidaria de que se impongan normas, pero sí que se creen una serie de consejos para no perder la esencia del traje tradicional de valenciana, puesto que ahora en la calle se ven por ejemplo demasiados vuelos en las faldas o colores demasiado chillones, como los morados, que como están de moda en tiendas de prendas de vestir diaria como Zara, se trasladan a las telas de valenciana, cuando no corresponden a la tradición», dijo Victoria Liceras, presidenta de la Asociación Valenciana de Indumentaristas.

Los ponentes expresaron que las Fallas de Valencia tienen patrimonio suficiente como para ser merecedoras del reconocimiento de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, «pero tenemos que concienciarnos de que lo importante es primero recopilar y no dejar perder valores tan destacados como el de la música. Poseemos una gran riqueza de pasodobles falleros, dedicados a los artistas falleros o a las falleras mayores, pero no tenemos archivos recopilatorios de todos ellos», comentó Frederic Oriola, historiador y músico. Este experto también consideró necesario, que igual que se ha reglado la figura de un intermediario para que vea el número mínimo de músicos que son necesarios para participar en los moros y cristianos, también habría que acordar los músicos que deben participar en los pasacalles falleros. No puede ser que con cinco o seis se toque un pasodoble».

Josep Vicent Frechina, coordinador de la revista Caramella, aseguró que la candidatura ante la Unesco «es una oportunidad para poner en orden todo el rico patrimonio que tenemos. No sólo hay que hablar eufóricamente de la candidatura, sino también empezar ya a dar respuesta a todas las obligaciones que comporta, como mimar los museos falleros y apostar por museos sobre la indumentaria o la pirotecnica».

Los expertos repasaron todos los elementos patrimoniales de las fallas que la hacen merecedora de la distinción desde los ninots, como una manifestación de arte que tiene una historia evolutiva; hasta la pirotecnia con elementos tan importantes «con las mascletaes que son capaces de reunir a miles de personas alrededor de un sentimiento para escuchar una obra de arte sonora», según dijo Frechina, o el gran repertorio de música o la belleza de la indumentaria valenciana que convierten a las Fallas en un patrimonio con múltiples prismas.

Fotos

Vídeos