Un chip para controlar la obesidad infantil

Cada jueves se coloca el acelerómetro a trece niños de 11 años para medir su actividad diaria

ATLASVALENCIA
Un chip para controlar la obesidad infantil

Los alumnos de quinto de primaria del Colegio Lo Romero de San Juan de Alicante están participando en un estudio pionero en España consistente en medir la actividad física que realizan a través de un acelerómetro. Se trata de un chip incoporado a una goma elástica que se les coloca durante cuatro días alrededor de la cadera y que envía información constantemente a un ordenador. Tienen que llevarlo puesto durante todo el día y sólo se lo pueden quitar para ducharse o hacer actividades acuáticas. El objetivo es conocer si los niños llevan una vida sedentaria y en ese caso prevenir la obesidad y sobrepeso infantil.

Cada jueves se coloca el acelerómetro a trece niños de 11 años aleatoriamente a los que previamente se pesa, se mide talla y contorno abdominal y se toma la tensión. Deben además rellenar unos sencillos cuestionarios donde cada día indican a qué hora se acuestan y se levantan y la actividad que han estado realizando durante el resto del día.

El estudio está capitaneado por el catedrático de la Universidad Miguel Hernández de Elche Manuel Moya y se realiza en colaboración con la unidad pediátrica del Hospital de San Juan. Según Moya, el 8% de los escolares españoles de hasta 11 años sufre obesidad y uno de cada tres, sobrepeso. Éste es un estudio a largo plazo donde quieren comprobar cómo se mueven los niños actualmente y los patrones que hay en común para poder prevenir la obesidad infantil.

Fotos

Vídeos