Los vecinos de La Goteta contarán con un nuevo parque ejecutado por Infraestructuras

El nuevo espacio público contará con un mirador al mar y plantas aromáticas

CMAALICANTE

La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente está ultimando los detalles para terminar la ejecución de un nuevo parque público en el barrio de La Goteta de Alicante.

La urbanización del tramo 0 de la Línea 2 del TRAM de Alicante consiste en la creación de un parque lineal que acompaña el trazado del tranvía a lo largo de la calle posterior del centro comercial Plaza Mar II, configurando el nuevo límite urbano de la ciudad frente a la zona de La Goteta.

En su diseño, se potencian las líneas que marcan los recorridos y las vistas cruzadas fragmentando la pavimentación, estableciendo las directrices de los muros y delimitando zonas de estancia, parterres y ajardinamientos.

Se incluyen áreas de estancia donde el suelo es de tierra compactada y ajardinamientos sobre tierra vegetal. Para ello, se han elegido especies autóctonas que exijan bajo mantenimiento. También habrá especies aromáticas y de coloración cambiante a lo largo del año.

Los muros se construyen de piedra similar a la de la montaña, apoyando la topografía pero al mismo tiempo acotándola según las necesidades.

Aparcamiento disuasorio

El equilibrio entre movilidad y sostenibilidad, dos conceptos imprescindibles a la hora de diseñar un sistema de transporte que responda a las exigencias de nuestra sociedad, se logra introduciendo una nueva categoría entre los principios que inspiran un proyecto de este tipo: el de intermodalidad. Para ello, es imprescindible dotar a la comunidad de infraestructuras de calidad, que faciliten la combinación de diferentes medios de transporte, propiciando siempre la reducción del uso del vehículo privado: construcción de carriles bici, aparcamientos disuasorios, paradas en combinación con las de los autobuses, etcétera.

El nuevo parque también se dota con una zona de aparcamiento para dar servicio a los usuarios del tranvía. Se trata de un aparcamiento disuasorio, situado estratégicamente junto a la parada del tranvía. Será gratuito y permitirá a los usuarios utilizar sus propios vehículos para aproximarse al apeadero, estacionarlos, y cambiar el modo de transporte, del coche al tranvía, con el que podrán desplazarse a sus lugares de destino sin complicaciones de tráfico.

Cuenta con 84 plazas de aparcamiento ordenadas según las mismas directrices: un haz de tres muros de piedra enmarca las plazas marcan los recorridos, guiando al usuario hacia la parada del tranvía. Habrá árboles para dar sombra. Remata el conjunto en la zona sur un mirador hacia el mar que alcanza la misma cota que la calle elevándose del talud que conforma el terreno. El parque y el aparcamiento están próximos a su finalización, a falta de remates de obra y trabajos de pintura.

Fotos

Vídeos