Un monstruo marino paraliza la creación de un ferrocarril

Las protestas de un grupo indígena ha conseguido detener una obra de más de 1.500 millones de euros en Auckland (Nueva Zelanda)

RDVALENCIA

Auckland, una de las principales ciudades de Nueva Zelanda, ha visto como uno de sus proyectos ferroviarios se veía paralizado por nada más y nada menos que un monstruo marino legendario.

Horotiu, el monstruo, nunca ha sido visto pero su poder es lo suficientemente grande como para que, tras las protestas de un grupo de presión indígena maorí, se haya decidido paralizar una obra cuyo coste ascendía a los 1.500 millones de euros.

Para los indígenas esto sería una cuestión de respeto, ya que el monstruo estaba ahí antes que la nueva construcción.

Más noticias:

Cómo montar un concierto con un papel

La peregrinación de las ballenas jorobadas

Fotos

Vídeos