Comienzan los derribos en la calle Guillem de Anglesola

La visita de una comitiva del PSPV provocó ayer una bronca con los vecinos del barrio de Marítimo-Ayora

REDACCIÓNVALENCIA
Comienzan los derribos en la calle Guillem de Anglesola

Los derribos en la calle Guillem de Anglesola han comenzado esta mañana junto a la avenida del Puerto. A primera hora de la mañana una máquina ha procedido a demoler una de las viviendas y paulatinamente irá derribando el resto de los inmuebles.

La visita que el grupo municipal socialista realizó ayer a las casas que el Consistorio anunció queiba a derribar provocó una bronca con los vecinos, incluidos los representantes de la asociación Marítimo-Ayora, que los tacharon de oportunistas. «Ahora que los vecinos nos hemos movido para que desbloqueen un proyecto por el que llevamos luchando más de 22 años, venís aquí a recoger nuestros frutos maduros», explicó Carmen Vila, portavoz junto con Pedro Llorca de la asociación vecinal Marítimo-Ayora.

La 'bronca' no llegó sólo desde la entidad vecinal, algunos residentes, de forma anónima, también explicaron que lo que querían era «menos visitas de políticos y más máquinas excavadoras. Que esto es el cuarto trastero de la avenida del Puerto», indicaron Carmen y Josefina. Incluso otro vecino, Vicente L., acudió con un carpesano en mano donde «he archivado todas las reclamaciones que he enviado al Ayuntamiento. Me da igual del partido que sean, queremos soluciones».

Por su parte, desde el grupo socialista aseguraron que no era de recibo que la asociación vecinal acudiera a boicotearles el acto e incluso tildaron a Carmen Vila de ir 'pagada', por trabajar en una fundación del gobierno valenciano.

Acto seguido, el concejal Vicente Sarrià indicó que ellos visitaban la zona pendiente de derribo «para explicar a los vecinos que vamos a presentar una moción en el pleno para que la concejalía de Urbanismo declare la caducidad de licencia de obras a la empresa urbanizadora que hace siete años que tenía que haber impulsado el proyecto y lo tiene todo bloqueado. Por eso, pedimos que sea la empresa pública Aumsa la que efectúe los derribos».

Los socialistas recordaron que ellos en 1990 dejaron «concluida la primera fase de las obras y el gobierno del PP lo ha tenido parado». Por eso, Sarrià argumentó que le parecía «ridículo que el concejal Bellver califique de éxito que vayan a iniciarse los derribos cuando lo hacen con veinte años de retraso».

Por su parte, Bellver, apuntó que es «lamentable que los socialistas presuman de oportunismo e ignorancia delante de los vecinos, en una visita relámpago». Según Bellver, «el único interés de los socialistas es confundir a los vecinos».

En cuanto a los plazos de derribos, la empresa urbanizadora «nos ha prometido a los vecinos que en un mes o mes y medio estarán derribadas casi todas las casas y, a partir de septiembre, se actuará en otras próximas a una farmacia y en unas cuadras. Que aunque no puedan construir las nuevas fincas ahora, lo dejarán como solar. Esperemos que cumplan», añadió Vila

Fotos

Vídeos