Un juzgado de Alicante declara el concurso de acreedores en los hoteles Sidi

El grupo conservará las facultades de disposición y administración de su patrimonio

EFEALICANTE

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Alicante ha declarado el concurso de acreedores para los establecimientos hoteleros de la cadena Sidi, ubicados en El Saler y San Juan por el procedimiento de concurso voluntario-abreviado. Según publica hoy el Boletín Oficial del Estado, el juzgado ha nombrado a dos administradores concursales pero la entidad deudora conservará las facultades de disposición y administración de su patrimonio "quedando sometida a la intervención de los administradores con autorización o conformidad".

Los acreedores disponen de un plazo de quince días desde la publicación de este edicto para comunicar los créditos a la administración concursal a efectos de su inclusión en la lista de acreedores y su posterior reconocimiento y clasificación. El pasado 3 de mayo, la dirección general de Trabajo de la Conselleria de Economía, Hacienda y Empleo autorizó un expediente de regulación de empleo que afectaba a los 82 trabajadores del hotel Sidi Saler y a los 88 del Sidi San Juan y que contemplaba la suspensión de contratos por tres meses.

Esta decisión, según informó entonces la responsable de Acción Sindical de la Federación de Hostelería y Turismo de CCOO-PV, Cristina Reos, permitirá a estos empleados cobrar desempleo durante tres meses a contar desde el pasado 18 de abril, pero deberían reincorporarse a sus puestos de trabajo una vez finalizado este periodo.

Para el representante de UGT, Mateo Torres, "la empresa debería haber abierto ambos centros de trabajo el pasado 15 de abril, pero siguen cerrados. Los trabajadores no cobran desde diciembre y siguen con permisos retribuidos que tampoco son abonados por la empresa".

En enero, el portavoz de esta cadena hotelera, Carlos Noguerol, explicó que los hoteles Sidi Saler de Valencia y San Juan de Alicante liquidarían sus bienes tras el cierre de los establecimientos (que se produjo el lunes día 17 de enero) para hacer frente a las indemnizaciones de los trabajadores y a las deudas con los proveedores.