El joven que se mofó de la Guardia Civil en un control, cazado de nuevo ebrio al volante

El joven, natural de Chelva, se hizo popular en España a raíz de la frase «pim, pam, toma lacasitos» en la cara de un agente

A. RALLOVALENCIA
El joven que se mofó de la Guardia Civil en un control, cazado de nuevo ebrio al volante

Ares, un joven de Chelva, se hizo famoso por mofarse de un control de alcoholemia de la Guardia Civil hace unos años. Los agentes, que instalaron la vigilancia en la carretera del Saler, soportaron las bromas del conductor con infinita paciencia. Ese día, un conocido programa de televisión de Cuatro realizaba un reportaje sobre qué se encuentra la Guardia Civil en un control de este tipo. Y allí apareció Ares, carne de televisión y de vídeos en youtube. Sin ningún problema, les hizo la vida imposible a los miembros de la Agrupación de Tráfico. Simuló que tocaba la trompeta cuando lo que tenía que hacer era soplar, soltó su ya mítica frase «pim, pam, toma lacasitos» e incluso se permitió el grito de «Viva España, el Rey, el orden y la ley». Parecía incluso contento de que le hubieran dado el alto. El resultado de la prueba fue 0,50. «Casi nada», dijo entonces a las cámaras con sorna.

El pasado fin de semana Ares esta vez no con tan buen humor como en su anterior cita con los agentes volvió a verse las caras con la Guardia Civil. Al parecer, ya no tenía tantas ganas de broma, según han comentado a LAS PROVINCIAS fuentes que conocen el caso. Esta vez, Ares no fue sorprendido por un control sino que sus extrañas maniobras en la A-3 conducía en zig zag alertaron a los agentes de la Guardia Civil. Le hicieron la prueba y nuevamente volvió a dar positivo. El infractor llegó a reconocer incluso que era «el de los lacasitos» ante la sorpresa de los propios agentes, que fue entonces cuando lo reconocieron. El joven se enfrenta a la pérdida de puntos por ir ebrio y por conducción negligente. Una vez que la sanción sea firme, se quedará sin carné de conducir por la pérdida de todos los puntos. Las fuentes destacaron la buena noticia que supone apartar a un peligro de la carretera.

Ares no quiso ofrecer muchos más detalles de lo ocurrido. «Me pararon porque me tenían que parar. Y di positivo», admitió a la llamada de LAS PROVINCIAS. Al ser preguntado sobre qué maniobra hizo, se sinceró algo más: «Mira, ya no me acuerdo ni de las barbaridades que hice».

El joven, que a raíz de su comportamiento ante los agentes, se convirtió en un fenómeno en internet, llegó incluso a tener un representante. Durante meses, aparte de su aparición en algún programa de televisón, se dedicó a hacer bolos por discotecas y demás eventos. Su trabajo: repartir lacasitos y camisetas.

Fotos

Vídeos