Cien ancianos de una residencia de Buñol no tienen agua caliente

Las calderas llevan estropeadas más de un mes, con lo cual no se puede duchar a los internos y tampoco se dispone de calefacción

EFEVALENCIA

La Federación de Servicios Públicos de UGT-PV ha denunciado hoy que un centenar de ancianos de la residencia pública de mayores de Buñol lleva un mes sin poder ducharse al no disponer de agua caliente.

El sindicato ha criticado "la situación tan penosa y tercermundista" que están sufriendo los cerca de 100 ancianos internados en la Residencia de la Tercera Edad de Buñol, gestionada desde el mes de julio por SECOPSALETA. Las calderas llevan estropeadas más de un mes y eso impide tener agua caliente, con lo cual no se les puede duchar, han lamentado desde UGT.

El 80% de los ancianos residentes en Buñol son dependientes, de modo que necesitan asistencia para la ducha y el aseo, que en la actualidad se realiza con agua fría y, en algunos casos, con agua calentada al fuego en las cocinas.

La avería en las calderas también ha provocado que los ancianos tampoco no dispongan de calefacción, pese a que en Buñol las temperaturas ya alcanzan mínimas de 7 y 8 grados en esta época, han precisado. El sindicato se ha dirigido a la dirección de la residencia para exigirle que resuelva el problema, a lo que ésta ha contestado que "están comparando presupuestos" y mientras tanto "calientan el agua en cazuelas".

La Residencia de Buñol estaba gestionada por CLECE hasta el mes de julio, y posteriormente pasó a SECOPSASALETA, un cambio de dirección que "está dilatando en el tiempo una solución efectiva, mientras la Conselleria de Bienestar Social, que es la propietaria de la residencia, no hace nada para que se solucione el problema", han criticado.