El PPCV critica que Cataluña dedique medio millón de euros a «destruir la cultura valenciana»

El gobierno catalán acordó ayer conceder una subvención de 495.000 euros a Acció Cultural del País Valencià para financiar sus actividades de fomento de la lengua y la cultura catalana en la Comunitat

EFEVALENCIA

La coordinadora del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha asegurado hoy que "es una vergüenza" que, con la actual crisis económica, el Gobierno catalán "se dedique a dar medio millón de euros para destruir" la cultura valenciana "y mantener un entramado de amiguismo empresarial".

Bonig se ha expresado así después de que el Govern de la Generalitat de Cataluña acordara ayer conceder una subvención, "excluida de concurrencia pública", de 495.000 euros a la entidad Acció Cultural del País Valencià (ACPV) para financiar sus actividades de fomento de la lengua y la cultura catalana en la Comunitat Valenciana durante 2010.

Según ha señalado Bonig en un comunicado, el gobierno tripartito catalán podría invertir ese medio millón de euros "en política social, pero su deriva nacionalsocialista le lleva a preferir subir los impuestos y dedicarse a cosas que a nadie interesa salvo a los amigos como (Eliseu) Climent -presidente de ACPV-, que lleva 30 años viviendo de la sopa boba del catalanismo".

La dirigente popular se ha preguntado "qué pasaría" si la Generalitat valenciana subvencionara "a grupos catalanes que tienen por fin destruir la cultura catalana", por lo que ha exigido "respeto" a la cultura y autonomía valencianas y a la Constitución.

Ha agregado que estas subvenciones "son todavía más vergonzosas después de conocerse las amistades de Eliseu Climent con los implicados del 'caso Pretoria' y cómo desde el PSC se daba instrucciones a los alcaldes imputados para regar de dinero al entramado de Climent".

"Parece que no han aprendido y prefieren seguir por el camino de irregularidades que llevaron al ex alcalde socialista de Santa Coloma a la cárcel", ha manifestado.

Bonig ha reiterado que "por muchos millones que desde el radicalismo catalán y sus cómplices socialistas den a entidades de la Comunitat, la sociedad valenciana no se va a dejar confundir y amedrentar porque tiene claro cuál es su lengua, su cultura e historia".

Por ello, ha pedido al tripartito catalán que deje de "tirar el dinero" y lo invierta "en los más desfavorecidos", tras lo cual ha pedido a los socialistas valencianos que "no participen de este entramado con dinero público, como hacen los alcaldes de Elche, Gandia o Morella".