El escándalo llega al Olympia a través del humor de 'La marquesa de la O' y el debut de Amaia Salamanca en el teatro

El espectáculo, que estará en cartel desde mañana hasta el 14 de marzo, ha sido presentado por su directora Magüi Mira, junto al elenco de actores

EUROPA PRESSVALENCIA
El escándalo llega al Olympia a través del humor de 'La marquesa de la O' y el debut de Amaia Salamanca en el teatro

El romanticismo del siglo XIX y el escándalo llegan al Teatre Olympia de Valencia con 'La marquesa de O', un cuento "tierno" a la vez que "brutal" repleto de "humor y provocación" de Heinrich van Kleist que "conmueve" con la historia de una marquesa que transgredió las normas de la sociedad para decir lo que quería, un escándalo para la época, basado en un hecho real. El montaje supone el salto de Amaia Salamanca de la televisión ('Sin tetas no hay paraíso') a los escenarios, de los cuales se despide a su vez el veterano Juan José Otegui.

El espectáculo, que estará en cartel desde mañana hasta el 14 de marzo, y que fue presentado hoy en rueda de prensa, por su directora Magüi Mira, junto al elenco de actores que completan Josep Linuesa y Tina Sáinz, narra la historia de una marquesa enviudada del norte de Italia de excelente fama que anunció en los periódicos que sin su conocimiento se hallaba encinta y suplicaba al padre del niño que iba a dar a luz que se pusiese en contacto con ella, pues estaba dispuesta a casarse con él, pese a que había sido su violador meses antes, durante la conquista de la ciudad por las tropas rusas.

Se trata de un pequeño cuento "divertido" y con "muchas lecturas" que "golpean al espectador" con muchas cosas, momentos crueles y momentos bellísimimos, no sólo con una emoción como puede ser la risa, apuntó Magüi Mira. Para la directora valenciana , -que aseguró haber respetado el texto clásico original de 1808-, el autor es todo un romántico, alguien "que lucha por algo casi imposible, pura transgresión de unas normas que le tocó vivir".

Así, a pesar de ser un incomprendido en su tiempo, hoy, este escritor alemán poco conocido en España se ha convertido en una pieza clave del repertorio clásico, cada vez más valorado en Europa, que se caracteriza por llevar las "emociones al límite" destacó Mira.

Según dijo, "se sospecha y se supone" que 'La marquesa de la O' está basada en una historial real narrada como un "cuento con mucho humor". No obstante, no deja de ser un cuento, pues en aquí el violador se arrepiente en todo momento de lo que ha hecho y arrastra sus lágrimas implorando perdón, pero en la vida real, esto no suele suceder.

'La marquesa de la O' supone el salto al teatro de Amaia Salamanca , en el papel de joven marquesa, tras haber alcanzado la fama con la popular serie de televisión 'Sin tetas no hay paraíso'. Mira señaló que fue ella quien quiso hacer el cásting y decidió pasarse al teatro, "que no es nada fácil", remarcó. Es una actriz "con talento, intuición, trabajadora y que sabe mover emociones, que disfruta y hace disfrutar al público", resaltó.

Por su parte, Amaia Salamanca manifestó que "tenía muchas ganas de hacer teatro. Para ella, era un reto y al ser un personaje de época todavía más pero "a mí me gustan los retos", aseguró. La joven actriz que dijo llevar "bien" la fama que le ha dado la pequeña pantalla, recordó que cuando decidió dejar la serie pasó una época "un poco caos" entre la televisión y los ensayos teatrales pero aseguró estar "muy contenta" con el camino que ha iniciado.

Con apenas tres años de experiencia en el mundo de la interpretación, Salamanca confesó antes de antes de entrar en una serie de televisión "de jóvenes y guapos" no había estudiado interpretación, pero a partir de ahí "hay que aportar algo más" para mantenerse y continuar, agregó.

Si Salamanca debuta, Juan José Otegui se retira de escena con este espectáculo que es para él la primera vez que le dirige un mujer. Es "casi un rasgo romántico", apuntó.

Por su parte, Josep Linuesa indicó que su personaje "rompe moldes, persigue un ideal y el perdón tras haber cometido un error que intenta corregir incluso con su vida". En su opinión, "poner los ideales por encima de cualquier cosa es algo muy diferente a los valores en que hoy en día nos movemos".

Por el contrario, Tina Sáinz, que consideró que el espíritu romántico sí es "algo muy actual" entre los jóvenes que transgreden el hecho cotidiano, quiso destacar que, tras casi 50 años de profesión como actriz, este es "el trabajo más difícil" que ha interpretado y el "más apasionante".