El TSJ avala el despido de la empresa que retrasó la obra del centro de Xàbia

El Ayuntamiento sigue litigando para reclamar compensaciones económicas por los tres años de desastre en los trabajos de reforma

L. R. B.XÀBIA.

Los tribunales han ratificado que el Ayuntamiento de Xàbia estaba cargado de razón cuando despidió a la unión temporal de empresas (UTE) formada por el Grupo Generala y Mayve por no terminar la reforma del Centro Histórico dentro de los plazos establecidos.

La sección quinta de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat desestima el último recurso de la UTE lo que deja en vigor la sentencia que dictó hace ahora un año el juzgado número 3 de Alicante. Esta sala ya avalaba el proceder del Ayuntamiento para romper esa contrata al sobrepasarse los 14 meses marcados como plazo de ejecución para las obras y que los técnicos municipales tasaran el trabajo cumplido en un 25% del proyecto.

Como explicó ayer el alcalde, Eduardo Monfort, con esta sentencia (respecto a la que no cabe recurso ordinario) el Ayuntamiento puede incautarse del correspondiente aval depositado por la contratista (unos 100.000 euros) y tendrá más sustento en los otros litigios que tiene abiertos contra la UTE, a la que demanda «daños y perjuicios» por la situación que sufrió el Centro Histórico durante tres años por su mala diligencia.

Asimismo, Monfort señaló que le reporta una «gran satisfacción» tener un aval de que el procedimiento seguido por parte del Ayuntamiento ha sido el correcto y saber que «el pueblo de Xàbia está liberado de fuertes responsabilidades en forma de indemnización, en el caso de que la resolución administrativa hubiera sido declarada improcedente».

En marzo de 2007, el Consistorio de Xàbia decidió rescindir el contrato con la Generala-Mayve. A pesar de que en esas fechas la rehabilitación del Centro Histórico debía de estar terminada, la UTE sólo había ejecutado «el 25% del trabajo».

El alcalde señaló que «a pesar del coste político y de haber soportado una gran presión social» por culpa de las maniobras de la promotora, está convencido de que se hizo lo correcto. «El Consistorio nunca puede ceder ante retrasos indebidos o a la ejecución de obras mal hechas», añadió Monfort, que indicó que la Administración Local tiene abiertos otros frentes por situaciones similares

Trinquet

Uno de ellos con la contratista encargada de la construcción del trinquet de pilota. Al respecto, Monfort aclaró que el Ayuntamiento no ha recepcionado este edificio deportivo tras haber detectado deficiencias en el tejado o humedades que la empresa no quiere reparar sin coste adicional. El 13 de enero se le dio 15 días hábiles para solventar los problemas y pasado este plazo declarará incumplido el contrato, ocupará el edificio y se incautará de la fianza para costear los arreglos.

Fotos

Vídeos