Alarte colocó a Camarasa de asesor antes del fallido cargo en Bancaja

El ex diputado del PSPV 'fichó' por la Federación de Municipios el día después de renunciar a su escaño en Les Corts

M. GORDILLOVALENCIA.
Camarasa, durante una intervención en Les Corts. ::                             EFE/K. F./
Camarasa, durante una intervención en Les Corts. :: EFE/K. F.

Cuando el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, ofreció al entonces diputado José Camarasa dejar Les Corts para ser vicepresidente de Bancaja, éste no se lo acabó de creer. El ya ex parlamentario mostró desde el principio sus dudas sobre el compromiso que el líder de los socialistas valencianos aseguraba tener del presidente de la entidad financiera, José Luis Olivas. Y esos presagios se cumplieron. Pero Camarasa, previsor donde los haya, ya se había cubierto las espaldas.

El ex diputado del PSPV renunció a su escaño el pasado 28 de diciembre. Fuentes de la ejecutiva confirmaron a este periódico que el día siguiente fue contratado como asesor del grupo socialista en la Federación Valenciana de Municipios y Provincias. Para que él entrara tuvo que salir de la nómina Pilar Sarrión, secretaria de Educación en el equipo de Alarte.

Era la condición que Camarasa puso al secretario general del PSPV para decir adiós a una década de trabajo parlamentario: que, en caso de que las cuentas no salieran, su futuro laboral no peligrara y siguiera ligado al partido al que tantos años (y salud) había dedicado.

Fue 17 días después, el 14 de enero, cuando el consejo de administración de Bancaja confirmó las sospechas de Camarasa: que no sería vicepresidente de la entidad. Alarte puso el grito en el cielo y la credibilidad de Olivas en entredicho por haberse saltado a la torera el acuerdo que insistía en tener.

Pero el hecho de que Camarasa ya tuviera un puesto esperándole en la Federación de Municipios deja entrever que tampoco el secretario general del PSPV las tenía todas consigo. O bien, según el PP, que no había tal pacto con Olivas ni con la Generalitat para que los socialistas nombraran a uno de los vicepresidentes de Bancaja.

En cualquier caso, la salida calculada de Camarasa sí que evidencia que Alarte prefirió no jugársela con uno de sus principales valores en el PSPV. El líder de los socialistas valencianos quiere tener cerca al ex diputado y sacarle partido a su capacidad de trabajo y de análisis, sobre todo de cara a las elecciones autonómicas.

El 'staff' de Alarte

Además, la FVMP ha resultado ser un oportuno almacén de cerebros para Alarte, que ha ido situando allí a algunos de sus colaboradores. Gracias a los bolsillos de la entidad que representa a los Ayuntamientos de la Comunitat, el líder del PSPV se beneficia de un valioso 'staff' al servicio de las ideas socialistas. Entre ellos, personal que formaba parte de la plantilla del consistorio de Alaquàs cuando Alarte era alcalde. Según explicaron las fuentes consultadas, no todos los asesores desempeñan su trabajo en la sede de la institución: una parte de ellos lo hace en Blanquerías, en contacto directo con el secretario general.

Además, la semana pasada Alarte también realizó algunos movimientos para situar a dos alicantinos ('cuota Pajín') en puestos clave de la FVMP. El alcalde de Elche, Alejandro Soler, es el nuevo vicepresidente, mientras que el primer edil de Cocentaina, Rafael Briet, ocupará la portavocía. Ambos cargos recaían en la fallecida alcaldesa de Bonrepós, Vicenta Bosch. Aunque para la entrada de Briet en el órgano de gobierno de la entidad tuvo que salir la alcaldesa de Les Useres, Delia Valero.

El sueldo de un asesor de la Federación de Municipios supera los 2.300 euros brutos al mes, según ha podido saber este diario. No dista mucho de lo que (complementos incluidos) podía sumar Camarasa como diputado. Aunque el fallido vicepresidente de Bancaja sigue sin descartar su reingreso en la Conselleria de Sanidad, donde tiene plaza como funcionario.

Fotos

Vídeos