El hotel Hilton Valencia se vende para evitar la quiebra

La empresa propietaria del edificio de cinco estrellas afronta en marzo el convenio para pagar a sus acreedores

J. CARCELLER
El imponente hotel Hilton Valencia con lafuente en primer plano. :: LP/
El imponente hotel Hilton Valencia con lafuente en primer plano. :: LP

La empresa propietaria del majestuoso edificio del hotel Hilton Valencia, la mercantil Hotel Palacio de Congresos SL, está negociando la venta de esta instalación de cinco estrellas a un grupo inversor para evitar su cierre definitivo. La empresa entró en concurso de acreedores voluntario el 28 de enero de 2009 y desde entonces no ha cesado de buscar salida a esta difícil situación.

El propietario de la mercantil, el empresario hindú Lal Bhagwandas Sirwani, que reside en Valencia desde hace 40 años, alberga la esperanza de alcanzar un acuerdo para vender el hotel y así saldar las deudas y mantener los puestos de trabajo. Mientras tanto, la cadena Hilton, que se encarga de la gestión, continúa trabajando. Según adelantaron a LAS PROVINCIAS fuentes solventes, un grupo de inversores «serio» está en negociaciones para comprar el edificio, la salida viable en estos momentos. «Es la única alternativa que dicta el sentido común», señalaron. Pero la tarea no será fácil, ni mucho menos.

En el concurso de acreedores que tramita el juzgado de lo Mercantil número 1 de Valencia, la empresa declara un pasivo superior a 95 millones de euros, más otros diez millones de deudas añadidas. El principal acreedor es la entidad bancaria alemana Eurohypo, a la que le adeudan dos hipotecas, una por poco más de diez millones de euros y una segunda, por valor de 52.585.193 euros.

Precisamente fue esta entidad bancaria la que precipitó los acontecimientos el año pasado al solicitar la ejecución de la primera hipoteca, de menor cuantía. Entonces la empresa Hotel Palacio de Congreso se vio obligada a presentar el concurso de acreedores. Las partes afectadas están poniendo de su parte en la negociación, ya que de no llegarse a un acuerdo se encontrarían con el peor escenario, la liquidación de la empresa, el cierre del edificio, los acreedores sin cobrar y la pérdida de los puestos de trabajo.

Fotos

Vídeos