Xàbia dedica un tercio del nuevo Plan E a arreglar tuberías de Amjasa

La oposición critica que el ejecutivo no les dé opción a presentar propuestas y que aplique «el rodillo» en todas sus decisiones

L. R. B.XÀBIA.
Los socialistas, Kika Mata, José Chulvi y Amparo Bolufer, en la rueda de prensa de ayer. ::
                             JOSÉ IGLESIAS/
Los socialistas, Kika Mata, José Chulvi y Amparo Bolufer, en la rueda de prensa de ayer. :: JOSÉ IGLESIAS

El Ayuntamiento de Xàbia aprobó ayer la batería de obras a incluir en el nuevo Plan E para el 2010, que otorga a la villa 3'3 millones de euros. El Consistorio ha decidido reservar el 20% de esta ayuda (675.000 euros) para costear gastos ordinarios que precisen las concejalías de Educación y Servicios Sociales y otros 315.000 euros para material informático.

Así pues, el grueso de la subvención, 2'4 millones, se va una vez más a obras. El ejecutivo ha convenido aglutinar la mitad de esta cantidad (un tercio del total del Plan E) a mejoras y reparaciones de la red de abastecimiento de agua potable, infraestructura competencia de la empresa pública Amjasa.

Divididas en 14 tramos (para que no superen el presupuesto máximo al que pueden competir las empresas locales) se reparará la red que abastece a muchas calles de la zona dels Castellans, la de la Avenida Libertad y Arenal o alguna área de Balcón al Mar. Según explicó el alcalde, Eduardo Monfort, se trata de tramos pequeños y que copan el índice de averías.

Otras tres intervenciones se ciñen también al ciclo integral del agua: la reparación y ampliación de las redes de saneamiento o alcantarillado en las zonas del Arenal, el Freginal y el barrio de Thiviers. En total. En total, estas obras ascienden al millón de euros y, aunque dependen de Amjasa, será el Consistorio quien las licite si pasan el filtro del Ministerio de Administraciones Públicas.

El resto de los proyectos a financiar con el nuevo Plan Zapatero serán la ampliación hasta Thiviers y el Arenal el carril bici que discurre por la Avenida Augusta (361.000 euros), la instalación de paneles fotovoltaicos en el tejado del Palau d'Esports (300.000 euros), la construcción de tres puntos verdes (173.000 euros), la instalación de césped artificial en el campo de fútbol de les Mesquides (260.000 euros) y la reforma de los vestuarios del campo de fútbol municipal (286.000 euros).

Los dos partidos en la oposición (PSPV y Nueva Jávea) no apoyaron la lista de proyectos como protesta ante lo que consideran una «imposición» del ejecutivo, que les presentó hace dos días el listado ya cerrado y sin opción a presentar propuestas o estudiarlo a fondo.

De hecho, el PSPV prefirió dar su valoración en una rueda de prensa previa al pleno en el que «cansados de que hablar sea como pegarse cabezazos contra la pared» se limitaron a felicitar las fiestas.

El portavoz socialista, José Chulvi, consideró que el ejecutivo «cada día acentúa su autoritarismo y aplica la ley del rodillo gracias a los cinco votos de un PP al que ha fagocitado y que se limita a decir que sí a todo». «No estamos en desacuerdo en las obras elegidas pero una vez más se olvidan de necesidades sociales urgentes como las guarderías, el Centro Social de Duanes o abrir oficinas de atención al público en Duanes o el Arenal», dijo Chulvi.

Los socialistas coincidieron con Nueva Jávea al pedir una reflexión a Amjasa, que se chupa la mitad de inversiones extraordinarias en solventar los problemas de su red. «La empresa de aguas tendría que pensar en reservar dinero para estas cosas. ¿Y si no hubiera subvenciones, arreglaría algo?», se preguntó el concejal de Nueva Jávea Paco Catalá.

Este edil tuvo un rifi rafe con el alcalde al mostrar su sorpresa porque arreglar los vestuarios del campo de fútbol cueste 267.000 euros. Monfort, muy susceptible le increpó «¿Estás insinuando que algún concejal se va a quedar con dinero ?», algo que Catalá negó. «Solo digo que me parece caro», repitió.

Fotos

Vídeos