«La Real Academia aceptará algún día lo de 'muchas noches'»

Jaime Ortí Ex presidente del Valencia CFEl hombre que dirigió al mejor Valencia de la historia confiesa que su sueño de infancia era ser futbolista

LUIS FURIÓVALENCIA.
«La Real Academia aceptará algún día lo de 'muchas noches'»

Jaime Ortí, presidente de los mejores éxitos del Valencia, saborea un descafeinado al tiempo que muestra su cara más cordial. La familiar. La de un hombre sencillo, enamorado de la ópera, con dotes de buen conversador.

-¿Es cierto que su primer trabajo fue confeccionar abanicos?

-(Se ríe) Sí. Los armazones.

-¿Qué edad tenía?

-Muy joven. Venía de estudiar en Los Carmelitas Descalzos de Castellón. Era la empresa familiar de los hermanos Royo.

-¿Ese trabajo tuvo algo que ver con el famoso «palmito» de Ortí?

-En parte. Aldaia era el pueblo artesano donde se fabricaban la mayoría de abanicos.

-¿Ya no lo es?

-Sí, pero ahora desgraciadamente la mayoría los hacen en China.

-Ese enorme abanico tiene mucha historia, ¿verdad?

-Sí. En 1971, cuando el Valencia ganó la Liga con Di Stéfano, unos amigos lo hicieron y lo llevaron al último partido, en el campo del Espanyol. Al cabo de 31 años lo «resucitamos» y tuvo trabajo.

-¿Lo de estudiar en Los Carmelitas es porque iba para cura?

-No. Aunque era un seminario, fue una forma de poder estudiar.

-De no ser empresario, ¿le hubiera gustado ser futbolista?

-Sí. Juego como aficionado.

-¿De qué?

-Repartiendo.

-¿Juego o estopa?

-(Ríe de nuevo) En la parte de atrás, en defensa.

-¿La ópera es otra pasión?

-Sí. En Valencia era difícil ver ópera y ahora con el Palacio te sientes importante por ser partícipe de algo tan grandioso.

-¿Cuál es su preferida?

-Madame Butterfly. Tuve la suerte de verla, este año la repiten, y además a mi mujer y a mis hijas también les gusta mucho.

-¿Los mejores han sido Pavarotti, Caruso...?

-Pavarotti, por verlo más. Caruso, porque es una referencia. Pero hay uno que no tuvimos la suerte de ver, Miguel Fleta, que verdaderamente era genial.

-¿La música de bandas es otra debilidad?

-También. Mi padre era músico de Torrent.

-¿No pudo seguir sus pasos?

-No. Y eso que él lo intentó.

-¿Tiene oreja en vez de oído?

-Sí. Empecé con el solfeo, pero no tuve paciencia para continuar.

-Cuando le imitan en la radio...

-No me molesta. Lo escucho muchas veces.

-¿Qué pasa por su cabeza cuando reiteran eso de «bonico» y «muchas noches»?

-Nada. Son cosas que llevo con cariño. La gente lo toma como algo cercano. ¿Qué más agradable y valenciano que te saluden diciéndote «bonico»?

-Lo de «muchas noches»...

-Es algo muy mío. Lo llevo por bandera y la Real Academia lo aceptará algún día.

-¿Lee mucho?

-Sobre todo prensa (lleva varios periódicos, locales y nacionales, y todos los deportivos). Suelo leerlos por la noche.

-¿Cine?

-Poco. «El último samurái» es la más reciente que he visto.

-¿Televisión?

-Por la noche, de reojo, mientras leo la prensa.

-¿Dónde hizo la mili?

-En ingenieros, como mi padre y mi hermano.

-¿Enchufe?

-No, me tocó allí, en la compañía de radio.

-¿La mili era algo que curtía o una pérdida de tiempo?

-A mí me vino bien. En aquella época hacía atletismo y prácticamente lo que hice fue prepararme en El Saler, donde muchas veces coincidía con Rafa Blanquer.

-¿Salto de longitud?

-No. Semifondo. Corría los 1.500. Competí mucho a nivel local y dentro de lo que era el Regimiento, en el campeonato de militares en Toledo. Tuve un nivel aceptable, aunque no para llegar.

-¿Colabora en casa?

-Por lo que dicen mi mujer y mis hijas, poco.

-¿Sabe guisar?

-Sé comer un buen guiso.

-¿Su plato preferido?

-La merluza con huevo y cebolla.

-¿Ya le han hecho abuelo?

-Sí. Tengo un nieto que se llama Pau (muestra su foto en el salvapantallas del móvil).

-¿La crisis nos obligará a hacernos más agujeros en el cinturón?

-Al cinturón ya no le caben más agujeros. Habrá que llevar tirantes.

-¿Cree que hay vida extraterrestre?

-Sí... Dicen que en Madrid hay un equipo.

-¿Kempes o Villa?

-No son comparables. Mario aportó mucho, pero David, que ofrece mucho, aún está creciendo.

-¿Cómo vive la actualidad del Valencia?

-Tengo amigos con la responsabilidad de gestionarlo y por tanto lo sigo con interés y preocupación.

Fotos

Vídeos