Las Provincias

Zaza, sin reservas ni competencia

Zaza, durante un entrenamiento con el Valencia. :: jesús signes
Zaza, durante un entrenamiento con el Valencia. :: jesús signes
  • Las bajas de Rodrigo y Santi Mina han allanado el camino del delantero, que ha participado en todos los encuentros desde su llegada

  • El italiano alcanza los diez partidos como valencianista contra el Sporting de Gijón

No ha sido necesario llegar a la decena de partidos para confirmar que Simone Zaza firmará con el Valencia hasta 2021. Esa cifra de encuentros fue la estipulada por la Juventus y el conjunto blanquinegro como condición para ejecutar la opción de compra este verano, pero José Ramón Alesanco no quiso esperar ni siquiera a que Zaza, protagonista desde su llegada, alcanzara los diez partidos como jugador del Valencia. El nuevo director deportivo zanjó los debates de futuro sobre el ariete de Policoro el 1 de marzo, aprovechando la rueda de prensa que el club celebró para oficializar algunos de los nombres de la nueva estructura deportiva.

«Zaza es un activo del Valencia. A partir de ahora tendrá cuatro años más y tenemos que sacar más rendimiento de él. Debemos tener esa intención y que nos haga mucho más felices durante los partidos», explicó Alesanco sobre Zaza, de quien destacó la «predisposición» cuando el director deportivo y Vicente Rodríguez viajaron a Italia para firmarlo: «Él estaba convencido de que haría un gran trabajo».

Tampoco a Voro le tembló el pulso a la hora de tirar de Simone Zaza. Así lo dijo el técnico cuando recibió el fichaje del italiano y vaya si cumplió su palabra: el jugador firmó el 13 de enero, el 15 vio el partido contra el Espanyol en un palco de Mestalla y el 21 jugaba su primer partido -como suplente, contra el Villarreal- con la camiseta del Valencia. Era el primero de los diez pasos que Zaza daría hasta llegar a la decena ante el Sporting. El italiano debutó en el Estadio de la Cerámica y desde entonces, no se ha perdido ningún partido de Liga.

La crítica situación del Valencia contribuyó a que no hubiesen dudas acerca de la conveniencia de utilizar a Zaza. El italiano arrancó en Vila-real, jugó ante Las Palmas, Eibar (falló una clamorosa), Betis y contra el Athletic hizo su estreno goleador como blanquinegro. A los pocos días la maravilla con la zurda para hacer el 2-0 ante el Real Madrid y la sensación de que el italiano enterraba al fin su peor época como jugador que incluyó la cesión de seis meses al West Ham.

El Valencia paga dos millones de euros por disfrutar del delantero de aquí a final de temporada y en verano asumirá los 16 (a pagar en dos ejercicios) más dos opciones. Es decir, en un club que va a rebajar en unos 40 millones su presupuesto, queda claro que Zaza tiene muchas opciones de ser el fichaje más caro del verano. Hasta ahora, Zaza ha jugado nueve partidos (dos goles, tres amarillas), beneficiado también por la nula competencia. Rodrigo se lesionó el 13 de enero y Santi Mina se rompió en Sevilla (12 de febrero) y regresó contra el Atlético. El gallego es ahora el único que puede toser la titularidad de Zaza.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate