http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Zaza atrapa al Lobo

Zaza celebra su gol junto a Andreas Pereira. / EFE/ ADRIÁN RUIZ DE HIERRO
Zaza celebra su gol junto a Andreas Pereira. / EFE/ ADRIÁN RUIZ DE HIERRO

El mítico delantero vasco logró perforar la red en siete partidos seguidos, acumulando trece goles en un horquilla mágica de febrero a abril de 1944 El italiano anota en seis jornadas consecutivas, iguala la marca de Carlos Diarte de 1976 y tiene a tiro el récord de Mundo

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

Simone Zaza está empeñado en convertir en un bucle la celebración de sus goles, desafiando la lente de alguna de las cámaras que retransmiten los partidos y poniendo una expresión, en blanco y negro, que recuerda alguna escena de Bogart. Ayer volvió a cumplir su ritual pasada la media hora de juego, después de que otro latigazo con la diestra se convirtiera en un nuevo gol para la cuenta. Su novena diana en lo que va de temporada, donde ha marcado en los últimos seis partidos. El italiano no era consciente en ese momento de introspección de que acababa de cazar al Lobo más querido de la historia del Valencia.

Seguro que Carlos Diarte disfrutó desde el cielo viendo a Zaza perforar la red de Mendizorroza. El mítico delantero paraguayo era, hasta ayer, el último jugador valencianista en marcar en media docena de jornadas consecutivas. Una marca que tenía algo más de 41 años de vigencia, puesto que terminó el 24 de octubre de 1976. El Lobo quiso celebrar a lo grande su llegada al conjunto de Mestalla ese mismo verano y comenzó su romance con el gol en la segunda jornada, marcando a la Real Sociedad en Atocha, para cerrarlo con un triplete frente al Racing en Mestalla. Aquella tarde, Kempes acompañó en ataque al paraguayo para acabar ganando 4-2 al conjunto cántabro. El tanto de ayer de Simone iguala esa racha de partidos consecutivos marcando, aunque Diarte aún está por encima en números absolutos puesto que acumuló 11 tantos en su racha anotadora. La de Zaza se ha sellado con 8, aunque la suya sigue abierta... y con un reto apasionante.

El italiano tiene el próximo sábado 4 de noviembre una cita con la historia. Y no es una frase al azar, puesto que la marca a la que aspira la ostenta uno de los mejores jugadores del imaginario valencianista; Edmundo Suárez Trabanco. El mítico Mundo es el único defensor de la elástica del Valencia que ha marcado en siete jornadas consecutivas en la Liga. Lo consiguió del 20 de febrero al 9 de abril de 1944, acumulando 13 goles en esa horquilla mágica. El delantero de Baracaldo ya había acumulado esa misma temporada otra racha de cinco partidos consecutivos marcando y acabó el ejercicio con 28 tantos... y con el Valencia ganando la Liga. Seguro que Zaza firmaría con los ojos cerrados terminar su idilio con el gol de una forma mimética. Mundo comenzó su racha marcando el segundo gol en la victoria del Valencia de Cubells frente al Castellón (2-0), tras el tanto inicial de Gorostiza, y la terminó siendo el protagonista de uno de esos partidos de otra época, en un 5-4 frente al Athletic en Mestalla. Sus dos primeros goles sirvieron para que a los trece minutos de partido el marcador ya fuera de 2-2. Duque marcó otros dos tantos para poner al conjunto vasco de nuevo por delante (2-4) y Mundo recortó distancias antes del descanso. En la segunda parte, dos tantos de Gorostiza y Epi le dieron el triunfo al conjunto de Cubells. Nombres míticos, eternos. Mientras todo eso llega, Zaza puede presumir del mejor inicio goleador, nueve tantos en diez partidos, desde David Villa en 2008.

Fotos

Vídeos