http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Un viaje a Singapur para acelerar la plantilla y ver cómo engordar la caja

Un viaje a Singapur para acelerar la plantilla y ver cómo engordar la caja

El Valencia necesita encontrar fórmulas para disponer de más dinero y atajar un déficit presupuestario de 60 millones de euros

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANÉvian-les-Bains

El presidente del Valencia CF, Anil Murthy, y el director general, Mateo Alemany, tienen cita en Singapur esta semana con el dueño, Peter Lim. Hoy aterrizarán en Évian para asistir mañana al primer partido de la pretemporada ante el Lausanne. Después, vuelo rumbo a Asia para dejar a Voro en su nuevo papel institucional.

La mochila irá cargada de peticiones y deberes para esa reunión clave en casa de Lim. Marcelino ya dejó claro el otro día que como mínimo necesita seis fichajes -si se cuenta a Neto en esa petición son cinco-. Alemany puede aprovechar su visita a Francia para recoger y terminar de perfilar esa carta de peticiones que hay que trasladar al máximo accionista. El técnico, que ha sido claro y moderado en su mensaje, siempre ha remarcado que sus peticiones están en consonancia con lo hablado con el máximo accionista.

Más Valencia CF

Los problemas se van solucionando, aunque quizá no en las condiciones más ventajosas para la entidad de Mestalla. Las salidas no están dejando en la caja dinero. Si Enzo Pérez cumplió el capricho de largarse a River Plate por una cantidad ínfima, ahora se impulsa la salida de Aderllan Santos al Sao Paulo y de Diego Alves al Deportivo de La Coruña en calidad de cedidos. Operaciones que alivian la maltrecha economía valencianista pero que en ninguno de los casos alegra el panorama para traer nuevos refuerzos.

La anoréxica situación de los ingresos arroja en estos momentos un déficit presupuestario de unos 60 millones de euros de cara a la temporada que viene. Una situación insostenible para un club que necesita de manera urgente traer más dinero a sus arcas. No estar en la Liga de Campeones ha dinamitado el plan de negocio de Peter Lim y ha arrastrado a proyectos clave para el futuro del Valencia como es la construcción del nuevo Mestalla, una obra aplazada sine die.

La única opción, al margen de la venta de futbolistas que resultan fundamentales para el conjunto blanquinegro, pasa por una nueva ampliación de capital o una donación por parte de Peter Lim, algo que en principio no se contempla como posibilidad inmediata. Los ingresos por competición son mínimos y los derechos de televisión no van a ser la panacea debido a la mala situación económica. El Valencia se ha estancado en un apartado en el que conjuntos como el Atlético de Madrid, el Sevilla y el Athletic Club le van a sacar varias cabezas.

El viaje a Singapur, uno más, es clave para dar el último arreón a la planificación de una pretemporada que no se puede alargar hasta el 31 de agosto en sus piezas fundamentales.

Fotos

Vídeos