http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

De ventas por Milán

Alemany, Longoria y Vicente, presenciando un partido en el Antoni Puchades. / ignacio fdez.
Alemany, Longoria y Vicente, presenciando un partido en el Antoni Puchades. / ignacio fdez.

Alemany y Longoria viajan a Italia para negociar por Joao Cancelo y Zaza

TONI CALERO VALENCIA.

Milán fue una ciudad recurrente para Mateo Alemany el verano pasado. Allí pasó muchas horas el director general del Valencia trabajando en las distintas operaciones que puso en marcha. Del fútbol italiano llegaron Neto (Juventus) y más tarde Jeison Murillo y Geoffrey Kondogbia, ambos procedentes del Inter de Milán. Fue el conjunto 'neroazurro' el que hizo arremangarse a Alemany. Por el colombiano pactó una cesión de dos años con opción de compra obligatoria; con Kondogbia y Joao Cancelo se trenzaron dos operaciones que ofrecieron un gran rendimiento deportivo a ambos clubes, especialmente al Valencia, que acabó pagando los 25 millones por el francés. El Inter no. El equipo italiano no pudo asumir los 39 millones por Cancelo, desde el 1 de junio en el mercado y con muchas opciones sobre la mesa. Sobre todas, la de la Juventus es la que más fuerza posee y la vía por la que el Valencia apuesta para conseguir el dinero por el lateral portugués.

La de ayer fue una jornada atípica para Alemany y Longoria que sin embargo arrancó de lo más normal. Ambos se encontraban en la sede del club cuando Uros Racic y sus representantes llegaron para oficializar el acuerdo. Poco después, el director general y el responsable de la secretaría técnica se marchaban juntos a la terminal de Manises, donde tomarían un avión dirección Milán. El tiempo apremia para el Valencia, que recibió ayer el oxígeno de la Unión Europea pero sigue necesitando cerca de 40 millones antes del 30 de junio. Urge la venta de Cancelo y ese es el motivo principal del desplazamiento de los dos responsables valencianistas a Italia. «Cancelo es un gran jugador. Estamos buscando un perfil como ése, pero por el momento no hay ninguna negociación, así que solo puedo decir que es un jugador interesante», apuntó Giuseppe Marota, director ejecutivo de la Juve.

La operación está en marcha pero no será fácil llegar a un acuerdo porque la idea de la 'Vecchia Signora' es pagar con jugadores parte de los 40 millones que exige el Valencia. Se habló de Pjaca o de Sturaro, pero el planteamiento de los italianos choca con la postura del club de Mestalla. La necesidad de ingresar provoca que el Valencia parta en la negociación con la idea de no recibir futbolistas. Ahora bien, pocos directores técnicos conocen tan bien a la Juve como Pablo Longoria y el asturiano se sumó al viaje de Italia. Si el club blanquinegro abre finalmente la posibilidad de traer algún jugador, nadie mejor que Longoria para escoger la pieza adecuada porque hasta hace bien poco trabajaba dentro de la Juventus.

Longoria conoce a la perfección a la Juventus, que quiere incluir jugadores en la negociación

En Italia se encuentran también las principales 'novias' de Simone Zaza. El delantero quiere seguir en el Valencia (tiene contrato hasta 2021), pero sabe de sobra que es uno de los candidatos a salir. Hasta el padre de Zaza admitía hace unos días que el regreso de su hijo al fútbol italiano es una posibilidad que está sobre la mesa. Sampdoria, Milan, Torino o Sassuolo, según apuntaba ayer 'Sky Sports Italia', se han interesado por la situación de Zaza, que con Mancini ha regresado -con gol- a la selección. El Valencia no va a poner pegas a un traspaso del delantero siempre y cuando las ofertas igualen o mejoren lo que en su momento se desembolso por él, unos 18 millones de euros. Las salidas de Cancelo y Zaza permitirían a Alemany y Longoria mucho más margen de actuación en cuanto a fichajes se refiere y, además, facilitaría la continuidad de Rodrigo Moreno.

Fotos

Vídeos