http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El valenciano que pondrá orden en el fútbol griego

El presidente del PAOK de Salónica, Ivan Savvides, empuña la pistola con la que bajó al césped del estadio griego. / reuters
El presidente del PAOK de Salónica, Ivan Savvides, empuña la pistola con la que bajó al césped del estadio griego. / reuters

Fernández Marín, nuevo director técnico de la liga justo cuando el Gobierno suspende la competición después de que el dueño del PAOK entrase en el campo con una pistola

PEDRO CAMPOS VALENCIA.

No es el mejor momento para fichar por la convulsa liga de Grecia, golpeada por la violencia extrema, pero allí ha llegado un valenciano para poner orden. El exárbitro Juan Antonio Fernández Marín (Atocha, Madrid, 3 de diciembre de 1957) ha sido designado director técnico de los colegiados helenos. Fue la FIFA quien recomendó la contratación del exárbitro del Comité Valenciano y será la UEFA quien pague su sueldo. Fernández Marín se ocupará de analizar con los colegiados helenos las decisiones que hayan tomado en cada partido. Por ejemplo, el que desencadenó el episodio en el que el propietario del PAOK Salónica, Ivna Vavvidis, invadió el terreno de juego con una pistola en su cintura. Ese encuentro se detuvo en el minuto 90 cuando un gol del defensa caboverdiano del PAOK Fernando Varela fue primero anulado por fuera de juego por el árbitro Giorgos Kominos, lo que condujo a una fuerte protesta del equipo local, tras la cual el AEK que dirige el entrenador español Manolo Jiménez dejó el terreno.

Fernández Marín, psicólogo de profesión y conocido entre el mundillo arbitral como 'Gandhi', se ha incorporado ya a su nuevo cargo después de participar en unos cursos de la UEFA. Durante su etapa en activo -debutó el 6 de abril de 1992 en un Logroñés-Albacete y se retiró en 2003 con 45 años- fue internacional en 42 ocasiones, estaba integrado en el grupo de élite europeo y pitó durante dos meses en la competición japonesa.

El escenario que se encuentra es casi bélico. Tanto que el Gobierno griego ha decidido suspender la liga de fútbol después del lance con el dueño del PAOK Salónica, último episodio en una larga historia de violencia en los estadios. «Hemos decidido suspender el campeonato», anunció el secretario de Estado de los Deportes, Giorgos Vasiliadis, tras una reunión gubernamental de urgencia con el primer ministro, Alexis Tsipras. Los partidos «no se retomarán hasta que un nuevo marco sea establecido, acordado por todos», añadió, precisando que está «en contacto» con la UEFA.

La FIFA recomendó a los dirigentes griegos la contratación del colegiado del Comité Valenciano

El Gobierno griego ya suspendió el campeonato hace dos años para poner fin a la violencia y sanear el fútbol nacional. Pero la medida no ha tenido el efecto deseado. Esta vez ha reaccionado de urgencia para poner fin a una nueva escalada en las últimas semanas que tuvo como colofón la interrupción del partido PAOK-AEK del domingo tras la irrupción en el césped de Savvidis, con un arma en la cintura, para protestar por el arbitraje. Las imágenes del episodio han dado la vuelta al mundo. «Esto nos hace retroceder a los años anteriores, episodios así merecen respuestas valientes», dijo Giorgos Vasialidis. Además, el secretario indicó que «en las próximas horas» se encontrará con jugadores, federación y liga para establecer las medidas.

A Savvidis, un influyente empresario greco-ruso de 58 años, le busca la Policía griega, que ha emitido una orden de arresto por «violación de la ley deportiva», señaló una fuente de la investigación. «En el marco del procedimiento de flagrante delito, Savvidis será arrestado si es localizado antes de la medianoche», precisó la fuente. «Si no es localizado, será perseguido según el procedimiento normal», añadió. Según la fuente, Savvidis «posee una licencia» para portar armas, por lo que la orden de arresto corresponde a su invasión del terreno de juego.

El AEK denunció que Savvidis entró al campo con la pistola en la cintura para amenazar al árbitro Kominos. Unas tres horas después el colegiado cambió su decisión concediendo el gol al PAOK, lo que le permitiría hacerse con la primera plaza delante del AEK si esta hipotética victoria por 1-0 fuera certificada. Kominos no pudo convencer a los jugadores del AEK de regresar al terreno al temer por su seguridad.

La temporada de fútbol griega está siendo un caos con frecuentes episodios de violencia entre los cuatro grandes clubes -PAOK, AEK, Olympiakos y Panathinaïkos- lo que ha provocado una serie de medidas por parte de las autoridades, como la prohibición de entrar en los estadios a los hinchas organizados de estos equipos en los partidos fuera de casa. El domingo, el comité de apelación de la Federación Griega decidió devolver tres puntos al PAOK después de la sanción emitida el 5 de marzo por la agresión que sufrió el entrenador del Olympiakos, el exfutbolista del Valencia Óscar García, el 25 de febrero, cuando fue golpeado por un objeto arrojado desde la grada.

Fotos

Vídeos