Las Provincias

Valencia CF | Zanjado el objetivo de salvarse

Montoya, uno de los mejores del partido, intenta llevarse el balón ante Correa. :: juan j. monzó
Montoya, uno de los mejores del partido, intenta llevarse el balón ante Correa. :: juan j. monzó
  • «A medida que hemos sumado puntos, miramos más arriba; veo al equipo enchufado y con muchas ganas de competir», asegura Voro

  • La derrota del Granada contra el Celta garantiza la permanencia del Valencia

valencia. No hay nada que celebrar. Un Valencia diseñado para la Champions League (así se encargaron de dejarlo claro en verano Layhoon y Ayestarán) zanjó ayer el objetivo de la salvación. En la jornada 32, a seis del cierre de Liga y con remotas opciones de alcanzar la séptima plaza que, dependiendo de la final de Copa, daría un puesto para la Europa League. La temporada del Valencia se fue por el sumidero demasiado pronto y quedará, eso sí, la recuperación vivida con Voro a los mandos y la decidida apuesta por la cantera, esa que en estos momentos representan con todas las de la ley Carlos Soler y Toni Lato.

El Granada de Tony Adams perdió ayer ante el Celta y el Valencia le saca 20 puntos con 18 por disputarse. A partir de ahora, sólo el compromiso de la plantilla puede elevar aún más a los blanquinegros en la tabla. No hay más cera por arder. La situación es muy similar a la del año pasado. El Valencia estaba con 37 puntos a estas alturas (tres menos) y la permanencia se daba por hecha aunque el descenso estaba a nueve puntos. Después de muchas dudas y reuniones con Lim en Singapur, el club acabó apostando por la renovación de Ayestarán. La jugada salió mal. Ahora Voro se ve con el objetivo inicial conseguido pero sin la fuerza suficiente como para que sellar la permanencia equivalga a un nuevo contrato como entrenador.

«Cuando cogí el equipo, el objetivo era la permanencia. Lógicamente a medida que hemos sumado puntos lo cambiamos y miramos más hacia arriba. Yo no me creo que por haberlo logrado me merezca renovar. Ahora debemos quedar lo más alto posible», dijo el técnico tras el empate contra el Sevilla. El resultado, por cierto, ayuda a engordar la estadística favorable en Mestalla. Números que suponen la clave principal para entender el rápido distanciamiento del Valencia respecto a la zona de descenso.

Seis veces la portería a cero

Desde el contundente 0-4 ante el Eibar, son ya siete partidos sin hincar la rodilla en casa. Pasó el Athletic (2-0), luego el Real Madrid (2-1) y más tarde Leganés (1-0), Sporting (1-1), Deportivo (3-0), Celta (3-2) y Sevilla (0-0). Cinco victorias y dos empates con doce goles a favor y tan sólo cuatro en contra. Y ahí radica otro factor fundamental: la llamativa mejoría defensiva ha permitido que el Valencia haya dejado la portería a cero en seis de los veinte partidos dirigidos por Voro.

La buena racha dejó ayer en Mestalla escenas difíciles de ver no hace mucho. Por ejemplo, los prolongados aplausos a Munir y Parejo cuando se marchaban del campo o los gritos a favor de Joao Cancelo cuando el portugués ingresó en el verde. «Veo un equipo enchufado que quiere competir. Todos quieren participar y el que no lo hace se enfada y ahora tenemos la posibilidad de disfrutar», concluyó Voro, quien dijo no sentirse cómodo «hablando de Europa League u otras cosas». Demasiado tiempo en el fango como para olvidar tan rápidamente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate