http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Valencia CF, del Villamarín al cielo de la segunda plaza

Después del parón por los compromisos internacionales, el Valencia regresa a la Liga con la visita al Villamarín./IRENE MARSILLA
Después del parón por los compromisos internacionales, el Valencia regresa a la Liga con la visita al Villamarín. / IRENE MARSILLA

El conjunto blanquinegro, invicto, retoma la Liga recuperando a Kondogbia y todo apunta a que Marcelino apostará por el once de gala El Valencia se pondrá hoy detrás del Barcelona si consigue vencer a un Betis que ha renacido de la mano de Setién

TONI CALERO

valencia. En el Benito Villamarín se puede dar el Valencia un gustazo que hace tiempo no experimenta, el de pasar de una tacada a Atlético, Sevilla y Real Madrid para colocarse segundo a cuatro puntos del Barcelona. Para ello necesita conquistar el botín ante un Betis renacido y que no se lo pondrá fácil. La plantilla verdiblanca le cogió rápido el punto al modelo Quique Setién, el mismo que estuvo a punto de instalarse este verano en Mestalla hasta la definitiva irrupción de Marcelino. Betis y Valencia son, de momento y sin duda, dos de las grandes atracciones de la Liga. El día y la noche, sí, pero dos equipos que vivían apurados y ahora sin complejos ocupan los puestos altos del torneo.

«Quiero ganar», repetía Marcelino para referirse al duelo de esta noche, un partido que según el asturiano se puede parecer al de Anoeta (ahí reinó en la locura el Valencia para llevarse la victoria por 2-3) y que prevé muy igualado por el nivel demostrado por el Betis en este inicio del campeonato. Ni el entrenador de los blanquinegros ni tampoco Setién quisieron perderse en detalles para el morbo. «El espectáculo lo ponen los jugadores. Lo demás es desviar el foco. Yo no competí contra nadie para entrenar aquí. El Valencia me eligió porque alcanzamos un acuerdo», zanjó el asturiano en un discurso muy similar al que pronunciaba Setién unas horas más tarde.

Fijando la vista en el césped, lo cierto es que se presenta un encuentro con multitud de alicientes. El Valencia sigue invicto y ya ha jugado contra Atlético o Real Madrid entre otros. Su nivel de confianza es óptimo y los resultados acompañan cuando el nivel de concentración en defensa -como en la segunda mitad ante el Athletic- desciende. Todo eso lo ha conseguido el nuevo cuerpo técnico en tiempo récord y además, llega a Sevilla después de recuperar a Geoffrey Kondogbia, sancionado la última jornada, una pieza clave en el centro del campo.

Era evidente que el francés entraría en la convocatoria ante el Betis pero hubo más dudas con Simone Zaza después de que el italiano hiciera contener la respiración del valencianismo tras retirarse en un partidillo. Zaza esquivó una grave lesión de rodillo y su recuperación fue meteórica hasta el punto de que se ha entrenado como uno más esta semana. Su titularidad, y la de Rodrigo, es ahora mismo una cuestión imposible de discutir en el Valencia. Los dos delanteros no perdonan y se han convertido en una de las mejores duplas del campeonato. Por ahí discurrirá el principal caudal de peligro del conjunto blanquinegro ante un Betis con pólvora en ataque (14 goles) y una zaga que ya ha recibido 11 y es la peor de los ocho primeros de la Liga.

Lo lógico es que Marcelino alinee en el Villamarín a su once de gala con Carlos Soler y Guedes en los costados y forme en defensa con Montoya, Gayà, Garay y Gabriel Paulista. Lato entró en la lista pese a que el viernes no entrenó por una sobrecarga y en Valencia se quedaron Maksimovic, Robert, Vezo y Orellana, estos dos últimos faltos de ritmo de competición.

El parón de las selección pilló al Betis después de un trepidante 4-4 contra la Real en Anoeta. Ese punto sirvió a los sevillanos para continuar en Europa y ahora tiene por delante dos encuentros en casa (Valencia y Alavés) para asentarse en esos puestos. Setién no podrá contar con un futbolista capital en su idea, Javi García, ni tampoco con Boudebouz. Sanabria sí se ha recuperado a tiempo aunque es Sergio León quien apunta al once.

Fotos

Vídeos