Las Provincias
Munir pide perdón al Camp Nou tras marcar el 2-2. :: EFE/MARTA PÉREZ
Munir pide perdón al Camp Nou tras marcar el 2-2. :: EFE/MARTA PÉREZ

Valencia CF | Munir: regreso, gol, perdón y pichichi

  • Voro sorprende dejando en el banquillo a Zaza y apostando por el madrileño, que a pesar de la diana desperdicia varios contragolpes

  • Munir marca su segundo tanto al Barça en Liga y con cinco, alcanza a Santi Mina

Munir pudo haberse coronado. Empezando por esa carrera huérfana ideada por Diego Alves, cuyo pelotazo dio al delantero toda la ventaja del mundo. Piqué fue recortando metros y Ter Stegen se arrodilló para impedir la primera pica de Munir. El nueve elegido por Voro para el Camp Nou desperdició esa, pero había tiempo de arreglarlo. Como explicó más tarde el entrenador, Zaza se fue al banquillo y Munir volvió a casa como titular por una cuestión táctica. «Pensábamos que con él arriba teníamos la posibilidad de correr a los espacios. Buscábamos otro tipo de referencia», desarrolló Voro. Y la idea se plasmó. Es decir, tenerlas, Munir las tuvo. Pero sólo aprovechó una.

Fue tras el mazazo de la expulsión a Mangala y el gol de Messi desde los once metros. Acariciando el descanso, Carlos Soler dibujó una asistencia soberbia entendiendo rápido la subida de Gayà. Munir estaba allí, a dos palmos de Ter Stegen, y ese balón tocó la red. Zurdita y al palo largo. El Barça masticaba el susto cuando el delantero del Valencia juntó sus palmas al cielo pidiendo perdón. Años de la Masía y un tiempo en el primer equipo que le sirvió para ser internacional absoluto. A Munir le nació disculparse con el Camp Nou, estadio al que muy probablemente regresará en verano cuando acabe cesión en el Valencia.

Alcanzaba Munir su quinto tanto en Liga, suficientes para igualarse con Santi Mina en la cúspide de goleadores del Valencia. El madrileño, 21 años, se estrenó de blanquinegro precisamente ante el Barça, en Mestalla. Luego dejó su sello contra Sevilla, Osasuna, Sporting -la semana pasada- y de nuevo Barça.

El gol de la jornada anterior no le valió para librarse de los pitos de la afición del Valencia y su actuación ayer, más allá del tanto, tampoco dejó un recuerdo complaciente. Munir se atascó al contragolpe, el arma, casi única, disponible para su equipo tras quedarse con diez. En el minuto 57, cuatro hombres centraron toda la atención del Camp Nou: Soler, Munir, Piqué y Ter Stegen. Nadie pululaba a su alrededor. Mientras Soler ganaba el espacio, Munir dirigía el balón en sentido contrario hasta ser superado por el central del Barça. Voro se desesperó en esa jugada. Rato después, Zaza entró de refresco para suplir al pichichi -qué barato- del Valencia en Liga.

Todos señalan a André

Mostraron el cartel con el '21' y el Camp Nou renegó. Los pitos eran para André Gomes. El exvalencianista salió con cara de circunstancias y, cosas del fútbol, cerró el triunfo del Barça con su primer gol de azulgrana. André también pidió perdón por el tanto. Luis Enrique sólo apostó por él de entre todos los ex del Valencia que aguardaban en el banquillo. Como en la ida, Paco Alcácer no jugó. Jordi Alba, tampoco.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate