Las Provincias

Valencia CF | El peor día para la peor versión

Imagen desoladora de Aderllan Santos tras encajar el Valencia el sexto gol en el Camp Nou. :: EFE/Alberto Estévez
Imagen desoladora de Aderllan Santos tras encajar el Valencia el sexto gol en el Camp Nou. :: EFE/Alberto Estévez
  • El Barça, envuelto en el aroma Champions, viene de perder en Riazor, ha caído en casa ante el Alavés, y le costó ganar al Granada y Leganés

  • Voro recibió como técnico un 6-0 y el Valencia fue capaz de ganar 1-2 el año pasado después del 7-0

Media hora de repaso táctico en el vestuario; unos pocos minutos de rondos con griterío y grandes carcajadas; manteo por su cumpleaños al ATS Pepe de los Santos, y cambio de registro total antes de trabajar en silencio al Antonio Puchades. Voro es el primero que sabe que el Valencia, esta temporada, es tan fiable como la horizontalidad de una montaña rusa, que por cada una de cal que ofrece te amarga luego con varias pastillas de arena. El Valencia de las dos caras tiene mañana el reto de los retos. Al Camp Nou no se puede llegar con dudas internas porque por mucho que se diga que este año el Barça también llega a funcionar en ocasiones a golpes, te la puede liar.

Voro, en la charla ante los nuevos, puede recurrir a su propia experiencia para alertar a los suyos, si hubiera a estas alturas que avisarles en todo caso de algo. Hace nueve años, en su primera etapa en el banquillo valencianista y concretamente en su segundo partido, el técnico se llevó un 6-0 del Camp Nou (4-5-2008). Era aquella plantilla que había dejado tiritando Koeman, pero en la que se encontraba gente de la talla de Villa, Joaquín, Silva, Mata, Baraja, Albiol, Marchena... Todos ellos -con Albelda y Vicente en el banquillo- jugaron contra el Barça (Messi hizo uno de la media docena de goles), que tiroteó como quiso al meta Hildebrand.

No obstante, no han sido pocas tampoco las veces que el Valencia ha golpeado al Barça ante su propia afición. Sin ir más lejos, el año pasado. Dos meses después de aquel vergonzoso 7-0 de Copa del Rey (3-2-2016) al que nunca supo reaccionar el inexperto Gary Neville, llegó el gran golpe con Pako Ayestarán al frente: 1-2 (17-4-2016).

El Valencia, instalado cómodamente en la duodécima posición, fue capaz de helar las gradas barcelonistas, que por esas fechas todavía no lo tenían claro lo del título porque el Atlético de Madrid estaba empatado a puntos con los culés al frente de la clasificación. Aquel 7-0 copero lo vivieron como titulares gente que hoy entrará en la convocatoria como Cancelo, Santos, Siqueira, Gayà y Parejo; mientras que del 1-2 siguiente lo experimentaron los Alves, Siqueira, Abdennour, Parejo y Enzo. Marcó Rakitic en propia puerta y el otro para el Valencia lo hizo el ahora lesionado Santi Mina.

De los pocos motivos que hay para confiar en el Valencia es la creencia de que este tipo de partidos aumenta la intención de los futbolistas. El rendimiento del equipo en la primera vuelta y pese a perder (2-3) refuerza este argumento. El Barça llega a la cita de mañana envuelto en aroma Champions, aunque escocido por perder en Riazor en la pasada jornada.

El Camp Nou, pese a todo lo que se pueda uno imaginar con los Messi, Neymar y Luis Suárez, ha sido un escenario donde ha sabido ganar el Alavés de Pellegrino, donde sacó un punto el Málaga (0-0) y donde Granada y Leganés cayeron (1-0 y 2-1 respectivamente) pero poniendo duro el encuentro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate