http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Un Valencia CF ofensivo pero sin puntería ni efectividad

Zaza pugna con Ximo Navarro ante Las Palmas. / Manuel Molines
Zaza pugna con Ximo Navarro ante Las Palmas. / Manuel Molines

Los de Marcelino dispararon doce veces -igual que Real Madrid y Real Sociedad- pero sólo colocaron tres balones entre los palos | Es uno de los clubes que más tira a puerta pero con escaso acierto

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

El Valencia CF fue el segundo equipo de la Liga, empatado con el Real Madrid y la Real Sociedad, que más disparó a portería en el primer partido de la temporada. En total doce tiros. Sólo el sorprendente Girona de Pablo Machín buscó más el arco contrario con un intento más. La diferencia está en dos claves fundamentales en el fútbol, que en definitiva son las que hace ganar los partidos: la puntería y la efectividad. La primera es el camino más corto para alcanzar la segunda.

La obsesión de Marcelino desde su llegada al Valencia es taponar la defensa para que el equipo no vuelva a terminar una temporada con más de sesenta goles en contra. Una vez trabajada la prioridad, el siguiente paso es afinar la aportación ofensiva. El entrenador del Valencia confía en sus delanteros -cada vez que ha hablado de incorporaciones no ha señalado a la línea de ataque como punto débil- aunque es cierto que le gustaría mayor efectividad. El Valencia, que durante las últimas temporadas ha jugado con un punta de referencia, ha adoptado el modelo típico de Marcelino con dos jugadores arriba. Un delantero centro más puro como Zaza y un segundo punta con opciones de caer más al centro, como es el caso de Rodrigo. Incluso Nani puede entrar a desempeñar esta función una vez se recupere de su lesión y si el 31 de agosto sigue en Mestalla.

Más Valencia CF

Zaza y Rodrigo se han situado en la primera jornada entre los diez delanteros de la Liga española con más disparos a puerta. Cada uno lo intentó en cuatro ocasiones con una suerte desigual. La tabla la lidera el barcelonista Leo Messi, que disparó en ocho ocasiones -el 80% de su equipo- aunque sólo colocó sin anotar una pelota entre los tres palos.

Zaza se mostró como el atacante más efectivo del Valencia. De sus cuatro disparos, la mitad fueron a portería. Uno fue gol y el otro se encontró con la parada del partido por parte del portero argentino Chichiloza, uno de los mejores jugadores de Las Palmas. El gol del italiano vino tras una asistencia formidable de Carlos Soler en la oportunidad más alejada de las condiciones explosivas de Zaza.

Rodrigo también disparó en cuatro ocasiones, aunque tan sólo uno de sus tiros fue entre los tres palos. El hispanobrasileño desesperó en ocasiones a la grada de Mestalla, que en cambio supo reconocer el intenso trabajo del jugador al ser sustituido por Santi Mina, que contabilizó un tiro sin puntería en los escasos minutos que disputó. Los datos ofensivos seguro que han sido motivo de estudio del cuerpo técnico de Marcelino, que no deja nada a la improvisación.

La necesidad de un goleador

El Valencia de Nuno, aquel que finalizó con éxito el primer proyecto de Peter Lim, cimentó su objetivo en la efectividad. Casi siempre, antes de que finalizara la primera mitad de los partidos el equipo ya estaba por delante en el marcador. Sin tener un exceso de oportunidades convertía muchas de ellas. El instinto de Alcácer, la llegada desde atrás de Parejo y André Gomes, más las apariciones aéreas de Otamendi fueron la mejor garantía de victoria. Alcácer y Parejo marcaron once goles cada uno; Piatti aportó siete y Otamendi, seis más. Una temporada después fue el atacante de Torrent el que elevó los números hasta 13 con Parejo con ocho. La campaña pasada, el pico lo marcaron Zaza -llegó en enero-, Mina y Munir con seis tantos cada uno. Marcelino espera que alguno de sus delanteros al menos llegue a los 15 goles en esta campaña.

Las Palmas, rival del Valencia en la jornada inaugural, disparó a portería con escaso peligro en cinco ocasiones a lo largo del partido. De estas, el 80% de los tiros fueron entre los tres palos. Un porcentaje de puntería mucho más elevado que el del Valencia, que se quedó en un 25%.

El Girona, el más ofensivo

El Girona, por mediación de Stuani, marcó dos goles ante el Atlético y a punto estuvo de protagonizar la sorpresa de la jornada -ganaba 2-0-. Su puntería fue del 46% al colocar seis disparos entre los palos de la meta de Oblak.

Los dos equipos que chutaron a portería lo mismo que el Valencia se llevaron la victoria con tres goles a favor en el marcador. La Real Sociedad sufrió en Balaídos pero logró tres tantos para doblegar al Celta de Vigo, al que no le sirvió el doblete de Máxi Gómez. El Real Madrid, que de los 12 tiros a puerta ocho colocó entre los dominios de Rubén, también marcó tres goles para ponerse en Riazor líder del campeonato.

El delantero rumano Florin Andone, el ariete del equipo de Mel, fue el futbolista de Primera que más tiros entre los tres palos contabilizó con un total de seis -sólo uno de sus disparos fue fuera- aunque anduvo muy escaso de efectividad. Incluso sufrió la parada de Keylor Navas en el lanzamiento de un penalti.

La mayor efectividad de cara a puerta fue para el brasileño Leo Baptistato, que siempre tuvo el punto de mira acertado. Fue un quebradero de cabeza para la defensa del Sevilla con sus cinco disparos, todos entre los tres palos. Un gol suyo sirvió para que el Espanyol arrancara un empate en el Pizjuán. El Barcelona (20%), el Athletic Club (20%) y el Real Betis (0%), fueron los únicos equipos de Primera que tuvieron un porcentaje de puntería menor que el Valencia. Las Palmas (80%), Espanyol (75%) y Real Madrid (66%), los más efectivos.

Fotos

Vídeos