Las Provincias

fútbol | valencia cf

Valencia CF | Con Marcelino no habrá otro «¡Fuori!»

En contra del modelo «¡Fuori!»
  • El técnico asturiano tiene claro que su manera de actuar con los jugadores en el Valencia distará mucho de la de Cesare Prandelli

Ya han comenzado las negociaciones entre Marcelino García Toral y el Valencia Club de Fútbol para que el entrenador asturiano sea el próximo inquilino del banquillo de Mestalla. El club blanquinegro ha decidido apostar por un técnico con una idea de juego que presenta diferentes registros aunque es predominantemente directo, al que le aburren los equipos que aglutinan el mayor porcentaje de posesión en los partidos y crean pocas ocasiones de gol. García Toral es un obsesivo de su trabajo, con una personalidad fuerte que reconoce estar intentando domar. Sin embargo, sigue ciertos patrones de comportamiento de los que no piensa salirse por pura ética profesional.

A principios del pasado mes de diciembre, el que por aquel entonces era entrenador del Valencia, Cesare Prandelli, estalló contra sus futbolistas en una rueda de prensa previa al partido que iba a enfrentar a los blanquinegros contra la Real Sociedad en Anoeta. Fue entonces cuando soltó el ya histórico "¡Fuori!". Destrozó en público la imagen de sus pupilos achacándoles su falta de profesionalidad.

Desde que Suso García Pitarch intentó fichar esta campaña a Marcelino tras la destitución de Paco Ayestaran -una operación que no pudo cerrarse porque el entrenador ya había estado inscrito en la RFEF como técnico del Villarreal- el asturiano no ha dejado de seguir con atención el día a día del Valencia, incluida la famosa comparecencia de Prandelli. Para él no pasaron desapercibidas las formas del italiano ante los medios de comunicación refiriéndose a los jugadores. Al escucharlo se echó las manos a la cabeza. Las palabras del italiano le parecieron un despropósito, considera que esa no es la manera correcta de actuar en la profesión y le sorprendió la repercusión positiva que tuvo el discurso en algunos sectores.

Marcelino es consciente de que los futbolistas están continuamente estudiando al entrenador y por eso entiende que no se puede tener el tipo de comportamiento que tuvo Prandelli durante su estancia en la capital del Turia. Los problemas se solucionan en el vestuario, es una de sus premisas. Como entrenador, en varias entrevistas se define "analista, constante y exigente". Y como persona, "sincero por encima de todo y respetuoso" además de considerarse un líder "que trata de impartir equidad".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate