http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Valencia se lanza a por Guedes

Kondogbia, ayer por la tarde nada más aterrizar en Valencia. / manuel molines
Kondogbia, ayer por la tarde nada más aterrizar en Valencia. / manuel molines

Anil Murthy viaja a París con el máximo accionista del club y Kondogbia, que ayer llegó a Manises, se someterá a lo largo de hoy a la revisión médica Lim vuelve a recurrir a Mendes en el cierre de mercado para completar la plantilla

LOURDES MARTÍ VALENCIA.

Geoffrey Kondogbia, el tercero de los cuatro fichajes que «mínimo» esperaba Marcelino García Toral ya está en Valencia y el club se ha lanzado a por el cuarto. Ayer, mientras el centrocampista francés aterrizaba en Manises, Peter Lim y el presidente del club, Anil Murthy, hacían lo propio en París. El máximo accionista de la entidad de Mestalla quiere aprovechar su buena relación con su homólogo en el PSG y traerle al técnico asturiano a Gonçalo Guedes. Un atacante polivalente que pueda hacer las veces de Cancelo en el Valencia.

A diez días del cierre de mercado, la plantilla todavía está por cerrar. Tal y como viene siendo habitual desde la llegada del capital singapurense al club de Mestalla, Jorge Mendes ha vuelto a salir a escena, en este caso para cumplir la promesa que se le realizó a Marcelino con el número de fichajes.

Siguiendo la línea de la mayoría de incorporaciones del Valencia esta temporada, Guedes llegaría en calidad de cedido. A sus 21 años es un futbolista polivalente y con mucha proyección pero en el club parisino tiene mucha competencia y Unai Emery no cuenta con él. Ayer, en el partido de la Ligue 1 que enfrentó al PSG con el Touluse, que presenció Peter Lim en el palco, Guedes no estaba ni en el banquillo. Tampoco fue convocado en el anterior, y sólo jugó cuatro minutos en la primera jornada, los mismos que la final de la Supercopa francesa.

La multimillonaria incorporación de Neymar obliga al PSG a dar salidas para equilibrar su fair play financiero, al menos para guardar las apariencias. Todo apunta a que la salida de Gonçalo Guedes hacia Valencia se dilatará menos que las anteriores operaciones. Máxime estando por medio Mendes, que también representa a Mbappé, el siguiente futbolista por el que el jeque del PSG hará saltar la banca. El Mónaco, de hecho, ya ha abierto la puerta a negociar el traspaso.

Sí ha sufrido el Valencia para incorporar a Kondogbia, que ayer aterrizó en Manises. El francés incluso llegó a declararse en rebeldía para forzar su salida del Inter. «Claro que estoy contento por estar aquí», afirmaba ayer en el aeropuerto entre una nube de flashes.

Los viajeros, familiares y conocidos que se encontraban en Manises quisieron aprovechar el momento para hacerse una foto con Kondogbia. Compartió el francés 'selfies' con varios aficionados. Hoy pasará la revisión médica. A unos 1.300 kilómetros, en Milán, hará lo propio Joao Cancelo, uno de los responsables de que la situación del centrocampista se desbloqueara.

Si supera los chequeos, el futbolista será presentado mañana. Que esté o no en el Bernabéu el domingo depende de Marcelino. El jugador no abrió la boca cuando se le cuestionó si pretende debutar ante el Real Madrid. Sí que se atrevió pronunciar el grito de guerra de su nueva afición: «Amunt València!». El jugador llega en calidad de cedido por un año y con una opción de compra de 25 millones. Con su llegada, el conjunto de Marcelino ganará músculo en el centro del campo y el joven futbolista regresará a una Liga que conoció en 2012 cuando militó en las filas del Sevilla.

Aunque el club de Mestalla no le ofrezca la posibilidad de lucirse en Europa, al menos encontrará el protagonismo que necesita. El nuevo jugador está en Valencia en familia ya que su hermano Evans y un amigo de la familia que hace las veces de agente llevan en la ciudad desde el viernes. Curioso cómo ha cambiado la vida del mayor de los Kondogbia en un par de meses. Evans colgó las botas el 1 de julio después de haber militado en el Jumilla desde enero cedido por el Inter.

Su hermano Geoffrey, con 24 años, ya ha movido casi 60 millones de euros, aunque puede parecer un pellizco al lado del astronómico traspaso de futbolistas como Neymar. En 2013, el Mónaco desembolsó al Sevilla -que lo adquirió por 6- 20 millones por él y el Inter se lo fichó por unos 35 más 3 por objetivos.

Fotos

Vídeos