http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

El Valencia CF espera que el Besiktas suba la oferta por Negredo y se lanza a por Murillo

Negredo disputa el balón con Zaza durante uno de los entrenamientos de pretemporada en tierras francesa/ Lázaro de la Peña
Negredo disputa el balón con Zaza durante uno de los entrenamientos de pretemporada en tierras francesa / Lázaro de la Peña

La entidad de Mestalla afronta una semana fundamental para el diseño de la plantilla y es optimista con la salida del delantero madrileño

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Valencia CF afronta la primera semana de agosto como el verdadero inicio del actual bloqueo de la confección de la plantilla, lastrada por el déficit a cubrir cifrado en 60 millones de euros y que impide cualquier inversión en llegadas antes de que se produzcan salidas. La que daría oxígeno, por la elevada ficha del jugador y su amortización, es la de Negredo. Es ahí donde está poniendo todo el empeño la maquinaria que pilota Mateo Alemany, con una comunicación diaria con Marcelino. El técnico declaró el Estados Unidos que mantenía la fecha del 23 de agosto antes de comenzar a ponerse nervioso, pero con el octavo mes del calendario ya en activo el Valencia está obligado a comenzar a forzar a maquinaria. La negociación con el Besiktas para llegar a un acuerdo con Negredo sigue abierta y, tal y como confirmaron fuentes oficiales a este periódico, el club espera que el conjunto turco mejore su oferta inicial. El gran interés del conjunto otomano hace presagiar un segundo intento, subiendo las cifras, algo que ayudaría a convencer al futbolista, que mantiene sus reticencias iniciales para recalar en el Besiktas. Desde el Valencia se es 'optimista'.

Más Valencia CF

La operación paralela, en este caso de entrada, que tiene abierta el conjunto valencianista es la llegada de Jaison Murillo. El central colombiano es un jugador de consenso entre el club y el entrenador y las negociaciones con el Inter se han intensificado. Como en el caso de Negredo, la intención del Valencia es cerrar esa llegada a lo largo de la semana. La cuantía de la opción de compra tras la cesión es, ahora mismo, lo que centra las conversaciones entre ambos clubes aunque, como en el caso de Negredo, desde el Valencia se es optimista a la hora de poder certificar que Murillo se convierte en el tercer fichaje del verano, tras la llegadas de Maksimovic y Neto.

La planificación de la semana, que el Valencia tiene subrayada en rojo atendiendo a las operaciones abiertas, donde el refuerzo del mediocentro también se está carburando, comenzó ayer con una reunión entre los tres pilares administrativos de la entidad. Anil Murthy y Mateo Alemany, junto a Kim Koh, abandonaron juntos la sede del club a la hora de comer. Unos minutos después se sumó al cónclave José Ramón Alesanco. El director deportivo abandonó las oficinas a mitad de mañana pero volvió para perfilar la semana de trabajo.

Marcelino comenzó la primera de las dos jornadas libres del equipo, que volverá mañana al trabajo, con la desagradable noticia que vinculó a Santi Mina y Jaume Domenech con un altercado el domingo por la noche en Marina Beach. Tanto el propio local de ocio como los futbolistas implicados trataron de quitarle hierro al asunto aunque el club, y el propio Marcelino, recibieron durante el día de ayer toda la información sobre lo que realmente ocurrió en uno de los reservados VIP de la terraza. Más allá de exagerar o minimizar los detalles de lo ocurrido, lo que más preocupó es que, de nuevo, se vieran involucrados jugadores de la primera plantilla.

Fotos

Vídeos