http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Valencia CF y la LFP se enfrentan por el césped

Simone Zaza, agachado en el césped del Coliseum Alfonso Pérez Muñoz. / aFp
Simone Zaza, agachado en el césped del Coliseum Alfonso Pérez Muñoz. / aFp

El presidente madrileño admite que está defectuoso pero el director de partido indica que no presenta ninguna incidencia El club pide más rigor y la patronal dice que el de Getafe es correcto

JUAN CARLOS VALLDECABRES

valencia. Lamentable e inadecuado para el Valencia, defectuoso para el propio Getafe -admitido por el propio presidente, Ángel Torres- pero, en cambio, correcto para la Liga de Fútbol Profesional. El césped del estadio del Getafe va camino de convertirse en un terreno fangoso del que nadie va a salir indemne. De momento, y según las versiones de unos y de otros, lo evidente es que el Valencia y la Liga -que tiene a Javier Gómez como director general- están cada uno en una orilla y con mar revuelto en medio. En el club de Mestalla existe un doble cabreo: por un lado, enfado con el Getafe por tener 'adrede' una superficie tan descuidada -por no regar y perjudicar la mayor calidad visitante-; y, por otro, con la Liga de Fútbol Profesional por permitir esta dañina circunstancia. En realidad, en el seno del Valencia la reflexión va un poco más allá porque apuntan a que desde la LFP se exhibe una amplia normativa al respecto con el fin de favorecer el espectáculo -pensando también en la televisión-, pero a la hora de la verdad no se toman en serio nada de esto. Por ello, y aunque el Valencia ha decidido no hacer ninguna comunicación más o menos formal sobre este asunto, se espera que en la próxima reunión de representantes de equipos, Mateo Alemany como director general sí traslade este punto a la patronal para que se tenga en cuenta.

La LFP, con la revolución de las operadoras de televisión, elaboró una detallada normativa con el fin de adecuar a los clubes a las exigencias del espectáculo que se quiere ofrecer. Lo hizo a partir de la temporada 2016-17. Se creó por ello la figura del Director de Partido, una persona que envía el propio organismo a cada estadio y que se encarga de vigilar que toda la reglamentación se cumpla. Desde verificar que los equipos lleven los uniformes que corresponden, pasando por la publicidad que se exhibe y los balones, hasta controlar los protocolos de entrevistas. Uno de sus cometidos de este director de partido es el de «coordinar las diferentes auditorías a los estadios establecidos en el Reglamento: retransmisión televisiva, iluminación artificial e instalación eléctrica, césped y publicidad dentro del estadio».

En lo del césped existen referencias concretas, no sólo sobre la manera de cortar la hierba sino incluso sobre la altura de la misma. También respecto a la humedad y las necesidades de riego. Lo curioso en este caso es que pese a las quejas del Valencia y el reconocimiento del Getafe de que el campo no está bien del todo («no estamos contentos», dijo Ángel Torres), la LFP admitía que el informe que redactó el Director del Partido «no presentaba ninguna incidencia» sobre la hierba.

Lo peor de esto es que lo del Getafe está dando ya más de un dolor de cabeza al resto de equipos, que lo ven como una clara estrategia de juego. No sólo el Valencia se ha quejado. La pasividad de la LFP a la hora de apretar las tuercas al club madrileño es evidente si se tiene en cuenta que en la jornada 4, en el Getafe-Barcelona, los jugadores culés ya dieron la voz de alarma tras la lesión de Dembelé. «El campo estaba muy mal», decía Deulofeu, mientras que Ter Stegen daba un paso más: «El estado del campo es bastante malo, si ésta es la única manera de hacernos daño...».

Camarasa, como delegado, expresó el domingo el deseo del equipo de que se regara el campo. Pero sólo la UEFA marca unas pautas sobre el riego. En la competición doméstica no se especifica tanto y siempre queda un poco a criterio del equipo local. Este domingo, ni en los momentos previos al encuentro ni en el descanso se pusieron en marcha los aspersores. «La Liga debería ser mucho más estricta porque se está demostrando que el supuesto control que se hace no sirve para nada», decían ayer fuentes valencianistas.

El Getafe puso césped nuevo a principios de verano. Fue Royalverd -la misma empresa que se encarga del cuidado de Mestalla y Paterna- la encargada de hacerlo, pero esta firma según reconocían ayer no tiene encomendado su mantenimiento. «Después de gastarnos un dineral... intentamos mejorarlo, pero con el viento que hace se seca más que otros campos. No es cierto que no se riegue», aseguraba Ángel Torres.

Más

Fotos

Vídeos