http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Un Valencia cosido para pisar zona noble

Un Valencia cosido para pisar zona noble

La afición ha cambiado la rabia por el ridículo de los dos últimos años a tener esperanza con el grupo que ha cosido Marcelino a su medida | El equipo que más cambió su plantilla para quedarse la más joven de Primera

JUAN CARLOS VALLDECABRES

Que sí, que mejorar el puesto doce de la temporada pasada parece lo más sencillo del mundo. Basta con prestar cierta atención y no pisar charcos, algo a lo que el Valencia de manera incomprensible le había cogido gusto en los dos últimos años. Eso es lo que pensaba el valencianismo a principios de verano, todavía rabioso por la nefasta temporada. Pero ahora dos meses después, en la calle, el aficionado de a pie parece que ha transformado el malestar anterior en esa risilla tontuna que se le suele quedar a la gente cuando sabe que tiene, por menor que sea, un boleto de lotería premiado en el cajón de su casa. Los dos brochazos que ha dado el equipo en estas dos primeras jornadas han servido para dar brillo a un lienzo que venía de tonos grises. Ahora, el Valencia parece sobre el papel capacitado para aspirar a pisar zona noble. Quizás pensar en Champions sea todo un atrevimiento, viniendo de donde se viene y teniendo claro que con 180 minutos disputados no se pueden extraer conclusiones con garantía, pero la aguja e hilo de Marcelino ha cosido un grupo a priori bastante majo. Este Valencia es un equipo de autor, hecho por y para su entrenador. El Marcelino Club de Fútbol se podría llamar. Toda la confianza que se ha puesto en el asturiano se transformará en responsabilidad si las cosas se tuercen. Algo así, pero de manera más descabellada, sucedió cuando Lim le dio la vara de mano a Nuno en su segunda temporada. El portugués pisoteó a quien le dio la gana y acabó despedido en la jornada 13. Con perspectiva y viendo lo que se avecina, lo mejor que pudo hacer Nuno es firmarle un contrato de 2,2 millones netos a Parejo, hoy en día el hombre sobre el que va a pivotar un año más el Valencia. Viendo los que han venido después, lo que han cobrado y lo que han rendido, a nadie extrañaría que los agentes de Parejo acabaran pasando por el club para revisar la nómina del capitán.

Parejo, junto con Carlos Soler y Kondogbia se van a convertir en los pilares fundamentales de un Valencia bastante concienzudo en su juego. Poco tiene que ver este equipo con aquel de Nuno, quizás lo único su juventud. El Valencia puede presumir de tener la plantilla más joven de Primera. En aquella ocasión, esta virtud acabó pasando factura. Ahora, con 24,7 años de edad de media, la plantilla está todavía por debajo que la del Alavés y Levante, las otras más bajas de Primera con algo más de 25 cada equipo. El Leganés, por cierto, es la más veterana con una media de 28.

En lo que también se lleva la palma tras este cierre de mercado el Valencia es en lo de aligerar peso. El revolcón que ha sufrido el vestuario es impresionante y se coloca al frente de Primera en cuanto a número de futbolistas que han salido este verano. Entre los que se marcharon a sus equipos de origen (Mangala, Munir, etc), los que terminaron de las cesiones y se han vuelto a marchar (Negredo, Yoel, Piatti, etc) y los que tenían contrato pero 'molestaban' (Enzo, Alves, Abdennour, etc) casi forman una plantilla completa: 18.

Aquel informe que en su día le hizo Voro a Marcelino sobre lo que verdaderamente necesitaba este vestuario ha acabado como se esperaba, con una purga de las que hace años que no sufría este club. El Málaga, que acabó vendiendo a los deseados Camacho (13 millones al Wolfsburgo) y Fornals (11 al Villarreal) también ha ventilado a 18 futbolistas, y el equipo andaluz desprende un 'tufillo' peligroso para la permanencia. Es la diferencia entre un equipo que teóricamente parece haberlo hecho para mejor, y otro -el andaluz- con bastante menos luz en su futuro.

Las cesiones de Guedes y Andreas Pereira -que podría aterrizar esta tarde- reflejan las exigencias económicas a las que se ha visto forzado el Valencia. Ejecutando las compras de Zaza (16) y Orellana (3) el margen de maniobra se reduce, por mucho fair play que se haya podido ahorrar el Valencia cuando se ha quitado de encima fichas como las de Negredo y Enzo Pérez, por citar dos ejemplos. Otra cosa será examinar en la próxima Junta de Accionistas los números a los que el Valencia debe hacer frente en concepto de amortizaciones de fichajes por jugadores que durante años han acabado 'disfrutando' otros equipos, desde el costoso Negredo (30) hasta Vinícius (3,5).

Fotos

Vídeos